70% de sus gastos médicos no perjudicarán su crédito

 

 

Considerando que los gastos médicos a menudo surgen de circunstancias de salud imprevistas, a partir del próximo 1ero. de julio, Equifax, Experian y TransUnion, analizaran de forma diferente este tipo de deudas

 

Edda Pujadas

 

Comenzado el próximo 1ero. de julio del 2022, las tres principales agencias crediticias,  Equifax, Experian y TransUnion, no utilizarán sus deudas médicas pagadas para evaluar sus puntajes de créditos y la deudas impagas no se reflejaran hasta después de un año completo.

 

Esto es un cambio significativo en los informes de deudas de cobro médico y representa un apoyo a los consumidores que enfrentan facturas de salud inesperadas mediante la eliminación de casi el 70% de las líneas comerciales de deuda de cobranza médica de sus reportes de puntaje de crédito.

 

Y es que, para algunas personas con problemas de deudas médicas, estas se convierten en un puntaje crediticio más bajo, lo que implica que podrían no calificar u obtendrían una tasa de interés más alta para comprar una casa o un carro e incluso les dificultaría financiar una educación y obtener productos bancarios. Los informes de crédito también impactan otros aspectos de la vida de un consumidor, como las decisiones sobre empleo, seguros e incluso servicios básicos.

 

Otro anuncio importante es que el período de tiempo antes de que la deuda de cobranza médica no pagada aparezca en el informe de un consumidor aumentará de seis meses a un año. Este tiempo adicional es para dar a las personas más oportunidades para trabajar con los proveedores de seguros y/o atención médica para pagar su deuda antes de que se refleje en su informe de crédito.

 

Para la primera mitad del 2023 también habrá cambios. Equifax, Experian y TransUnion ya no incluirán las deudas de cobranza médicas de menos de $500 en los reportes de crédito. Las agencias crediticias explicaron que estos cambios están enrumbados a ayudar a los estadounidenses a conseguir su bienestar financiero y personal.

 

CUIDANDO SU CREDITO

 

No olvide que la regla básica para obtener y mantener un buen puntaje de crédito, es pagar sus cuentas a tiempo. Una forma de asegurarse de que sus pagos lleguen a tiempo es establecer pagos automáticos o configurar recordatorios electrónicos. Además, si puede, trate de pagar más de la cantidad mínima.

 

Evite estar cerca del límite de su crédito. Trate de mantener sus saldos bajos en proporción a su línea de crédito total. Los expertos aconsejan mantener el uso del crédito a no más del 30% de su límite. Realmente, pagar el balance cada mes es lo que ayuda a obtener los mejores puntajes en su reporte.

 

Un largo historial de crédito le ayudará con su puntaje. Los puntajes de crédito se basan en la experiencia y en la historia. Mientras más experiencia tenga usted con obtener créditos y el pago de sus cuentas a tiempo, mayor información habrá para determinar si usted maneja bien el dinero que recibe prestado.

 

Sólo solicite el crédito que necesita. Los puntajes de crédito miran su actividad de crédito reciente como un indicador de su necesidad de dinero. Si usted solicita mucho crédito en un período corto, le puede parecer a los prestamistas que sus circunstancias económicas han cambiado negativamente.

 

Si bien, no existe una fórmula secreta para crear un puntaje crediticio solido, las directrices anteriores pueden ayudarlo y recuerde que el puntaje funciona de la siguiente manera: más de 800: excepcional, 740–799: muy bueno, 670–739: bueno, 580–669: razonable, 300–579: malo y menos de 300: no hay historial crediticio o tiene menos de seis meses.

 

Si usted entra en la última categoría, tome en cuenta que, muchos de los puntajes bajos o inexistentes, se deben a que los consumidores no compran cosas a crédito, esto es denominado “crédito invisible”. Según Freddie Mac, hay más de 45 millones de personas en Estados Unidos que están dentro de esta situación, por lo que recomiendan tres estrategias para comenzar a construir un historial crediticio.

 

La primera de ellas es reportar los pagos de alquiler. El pago mensual más grande de millones de estadounidenses es el alquiler, sin embargo, menos del 10% de los inquilinos actualmente ven sus pagos de alquiler a tiempo reflejados en sus puntajes de crédito, lo que los coloca en una desventaja significativa en comparación con los propietarios de viviendas.

 

Otra idea es solicitar tarjetas de crédito aseguradas. Una tarjeta de crédito asegurada, diseñada para personas con crédito limitado o dañado, requiere que pague un depósito de seguridad. El banco extiende una línea de crédito equivalente al monto del depósito de seguridad y retiene su depósito como garantía mientras tenga la tarjeta. Muchas tarjetas aseguradas incluyen una posibilidad de graduación y al hacer la transición a una tarjeta no asegurada, recuperará su depósito sin afectar negativamente su crédito al cerrar la cuenta.

 

También pueden ayudarle las  tarjetas de crédito de las tiendas. Desde cadenas minoristas hasta estaciones de servicio, muchas tiendas ofrecen tarjetas de crédito que tienden a ser más fáciles de calificar y generalmente tienen límites de crédito bajos, lo que las convierte en una buena opción. Tome en cuenta que, por lo general, tienen altas tasas de interés, así que puede hacer compras periódicas con ellas y pagarlas de inmediato para así crear un historial de crédito.

 

            Revise su informe de crédito regularmente. Si observa algo que sospecha que es un error, haga un reclamo, pues no solo puede tratarse de un falla, sino también de un robo de identidad. Un reciente análisis de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor de Estados Unidos (CFPB, por sus siglas en inglés) señala que desde enero del 2020 hasta septiembre del 2021, los consumidores presentaron más de 700 mil quejas con respecto a Equifax, Experian y TransUnion.

 

Según este informe, el 50% de todas las quejas se basada en información inexacta en los reportes de crédito, causada en su mayoría por confusión de nombres y/o robo de identidad.  Gran parte de los errores también fueron reportados en las facturaciones médicas, vinculadas con el complejo sistema de cobertura de seguros y los frecuentes retrasos en el envío de facturas.

 

La Ley de Informes Crediticios Justos (FCRA, igualmente por sus siglas en inglés) exige que Equifax, Experian y TransUnion revisen las quejas que se les envían a través de CFPB cuando los consumidores dicen que hay información incompleta o inexacta y el consumidor ya ha tratado de solucionar el problema directamente con el proveedor del servicio que reclama la deuda.

 

Para tramitar reclamos con:

Equifax, puede usar este link: https://www.equifax.com/personal/credit-report-services/credit-dispute/,

con Experian: https://www.experian.com/help/

y con TransUnion: https://www.transunion.com/credit-disputes/dispute-your-credit.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend