En Miami, vivimos estresados pero felices!

Florida es el tercer estado más estresante de Estados Unidos.

Hay quienes aseguran que viven estresados en Miami, sin embargo, hay otro grupo que manifiesta sentirse privilegiados por vivir donde los demás vienen de vacaciones!!!

Edda Pujadas

‘En Miami vivimos estresados pero felices’. Esta frase quizás sea la que mejor resuma la comparación entre un estudio realizado por la empresa Zippia, un portal de búsqueda de empleo y una encuesta realizada por Doral Family Journal entre algunos residentes de Doral y otras ciudades de Miami-Dade.

El estudio utilizó varios criterios para determinar los niveles de estrés de la población: horas de insomnio, tiempos de viaje prolongados (cuánto se demoran los habitantes de la  casa al trabajo), el desempleo, las horas trabajadas, la densidad de población, la relación entre el precio de la vivienda y los ingreso y el
porcentaje de personas sin seguro, basado en los cuales determinó que Florida es el tercer estado más estresante de Estados Unidos.

El informe ubica al “estado del Sol” por debajo de Nueva Jersey y Georgia y por encima de California y Nueva York y la razón la atribuyen a que es el tercer estado con mayor número de personas sin seguro médico.

Aunado a esto, la empresa Digital Third Coast, una firma de investigación que realizó una encuesta para Improvenet.com, un sitio web de mejoras para el hogar, asegura que los residentes de Miami son considerados los más malhumorados del país, debido a lo realmente molestos que son sus vecinos y especialmente, por el ruido que estos ocasionan.

Ante toda esta información relacionada con el estrés en la Florida, también hay que mencionar que, para algunas, personas el estrés se ve incrementado en épocas de campañas electorales. Sin embargo, muchos otros piensan que esta es un temporada interesante e importante para el futuro de nuestras localidades.

…Y QUE OPINA NUESTRA GENTE?

Jesika Gonzalez-Borisavllevic es fundadora y presidenta de la empresa New Life U.S. Visa & Immigration Services, empresa dedicada a servicios de inmigración. Ella considera que, por naturaleza, el sistema económico
americano es estresante, sin embargo, la mayoría de los habitantes de Doral son latinos, tenemos una excelente ubicación geográfica y un toque caribeño, que hace que la vida en nuestra ciudad sea más alegre que estresante.  Al comparar el tráfico de Doral con el de ciudades como Atlanta, considera que vivimos en un paraíso. En relación a la época de elecciones, Jesika asegura que todas las ciudades se ponen más activas en temporadas de campaña electorales, pero “para mi es más interesante que estresante”.

La periodista Yamileth Salazar difiere de este punto de vista al asegurar que ya no quiere vivir en Miami. “Creo que no solo el Doral es estresante, todo el condado de Miami-Dade es estresante, ya no se puede vivir aquí, especialmente por el tráfico que es, realmente, lo que más me afecta. Para ella, no son precisamente las elecciones lo que incrementa el estrés en Miami, es el ritmo de vida de nuestras ciudades.

Danni Martucci no cree que sea estresante vivir en Doral, “en realidad me gusta mucho porque es una ciudad orientada a la familia y tengo muchísimas opciones de parques y sitios para llevar a mi hijo y compartir en familia, además que, sin
estar en mi país, puedo seguir disfrutando de la cultura latina. Con respecto a las elecciones, realmente no considero que las mismas hayan generado un ambiente estresante”.

Natzul Bianco y Yudy Jaramillo comparten profesiones, pues ambas son agentes de bienes raíces en la ciudad de Doral, sin embargo, sus opiniones son contrarias, pues mientras Natzul considera que vida en Miami es estresante, Yudy se siente tranquila de vivir y trabajar en esta ciudad. En el punto en que ambas coinciden es en que las campañas electorales aumentan el estrés y causan angustia e incluso molestias por las constantes llamadas que hacen para saber tu tendencia política.

Oswaldo Landaeta ama a Miami: “Qué es una ciudad estresante?. No podemos negar el tráfico en las horas pico y el agitado ritmo de vida, pero esas son consecuencias normales de las ciudades de gran importancia turística, comercial y financiera. Creo que, a diferencia de la mayoría de los lugares de Estados Unidos, no tenemos que lidiar con fríos inclementes, lo que nos permite disfrutar de maravillosos espacios al aire libre como playas y parques y estar en permanente contacto con la naturaleza. Algo más relajante que eso?”.

“Las elecciones si me fastidian un poco. Son campañas muy sucias, basadas en los defectos de los contrincantes y no en la oferta política de los candidatos. Es un juego violento y desleal en el que parecer que no tenemos que escoger al mejor, sino al menos malo”, señaló Oswaldo.

Andrea Da Re trabaja y vive en Doral y para ella la vida en cualquiera de las ciudades de Miami es bastante estresante por el agitado ritmo de vida que logra mitigar los fines de semana cuando trata de disfrutar de la naturaleza con su familia. Sin embargo, no cree que las campañas electorales hayan hecho que aumente el estrés en esta época.

Soraya Alcala considera que, a pesar de haber sido una gran ciudad, Miami, se está convirtiendo en un desastre: no hay calidad de vida con relación a los costos, el tráfico es una locura (incluyendo fines de semana) a lo que se le suma las continuas construcciones y desvíos. “Sin embargo, he vivido por tiempos cortos en Doral y aunque siempre hay tráfico y es una ciudad que convive con lo industrial, comercial y residencial; Si te acostumbras a su movimiento, es muy cómoda por lo próspera y familiar”.

Rita Aguila vivió durante 15 años en una ciudad muy cosmopolita, como Buenos Aires, sin embargo, lleva cinco años viviendo en Miami y considera que nuestra ciudad es mucho más estresante que la capital argentina. “Básicamente, por la forma en que nosotros mismos nos comportamos en el tránsito y por la vida social. Con respecto a la época de campañas políticas todo es más violento, pues se basan en desacreditarse unos a otros y no en presentar una propuesta a los votantes.”

Donatella Ugreda vive en Fontainebleau Blvd y también señala al tráfico como el principal responsable del estrés. “La forma en la que muchos conductores se comportan, hay demasiada gente distraída que molesta a
otros conductores y éstos en respuesta a su frustración hacen maniobras bruscas que estresan a los conductores alertas y pendientes. Los vecinos y su música también son un problema… Es su música favorita, no la mía.
Por lo demás, creo que Miami tiene muchas vías de alivio al estrés, hay que conocerlas y aprovecharlas”.

Isaura Inciarte vive en Doral y se siente feliz de haber escogido esta ciudad como su residencia. “No he vivido en ninguna otra parte de Estados Unidos como para comparar cuál lugar es más estresante que otro. Lo que si te puedo decir es que me encanta vivir aquí, precisamente, porque me siento muy tranquila, tengo todo lo que necesito cerca y no se paga estacionamiento en casi ninguna parte.

Yolanda Medina también vive en Doral y dice estar feliz. Me parece muy práctica esta ciudad, tiene de todo, no tengo necesidad de ir a otro lugar, no me siento estresada para nada porque yo considero que la paz y la tranquilidad no hay que buscarla en otro lugar, sino que se lleva dentro de uno mismo. En relación a las campañas electorales, no me gustan y creo que los candidatos deberían ofrecer propuestas que beneficien a la comunidad”.

Evidentemente, si bien para muchos el tráfico y el alto costo de la vida son factores que desencadenan estrés, hay muchos otros que piensan que Doral y el resto de las ciudades de Miami-Dade tienen parques y playas que los hace ser realmente felices incluso, a pesar de las campañas electorales.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend