Sophia Lacayo: “Si tienes algo que hacer: HAZLO”

 

Por Sophia Lacayo

 

 Leyendo las noticias esta semana, sorprendida, me encuentro con la historia. Rut Larsson, una mujer sueca de 103 años, inscribió su nombre en los récords mundiales absolutos al convertirse en la persona más anciana en saltar en paracaídas en la modalidad de tándem. Un empleado del libro Guinness estaba presente para registrar el descenso.

Con la familia y varios amigos esperando en el aeródromo, Larsson concluyó bien el ejercicio y completó su caída atada al paracaidista Joackim Johansson. Cuando le preguntaron, acerca de la experiencia Larsson dijo: “Ahora ya no veo muy bien, pero me sentí bien…es una sensación agradable”

Larsson, tiene 103 años y 259 días de edad, y batió el récord previo de 103 años y 181 días.

Nada la detuvo, contrario a muchas mujeres en el mundo, más jóvenes, mas fuertes, pero que encuentran y se construyen obstáculos o excusas para ni siquiera intentar luchar por alcanzar las metas propuestas. En mi libro “Sólo tú puedes lograrlo” dedico un capítulo a las características y la necesidad personal de convertirte en una “mujer alfa”.

Es un hecho, siglos de formación patriarcal son demasiado pesados para sacudírselos de un solo tirón, en un solo día, como si fuera polvo acumulado del camino. No es tan simple. Primero los prejuicios: a nivel de sociedad ser una mujer alfa, pudiera asociarse con una imagen fría y calculadora, desalmada en el mejor de los conceptos ¿o el peor?, prepotente, engullida en una cruzada por mostrarse viril.

Nada más cercano de la realidad. Puedes ser una mujer alfa sin descuidar tu feminidad, sin borrar tu esencia delicada, cariñosa o tierna. Las palabras no cargan con el peso de cómo se dicen sino de qué dicen.

Nadie, absolutamente nadie tiene el derecho de subvalorarte o infravalorarte. Date tu lugar y comienza contigo misma. No es cuestión de estar a la defensiva, es cuestión de amarte a ti, de quererte a ti, de aceptarte a ti e importarte a ti. De creer, ejecutar…

La autoestima es uno de los pilares fundamentales del empoderamiento y conforme a que se geste, estarás más cerca de alcanzar tus verdaderos objetivos.

Estoy segura de que alguien le dijo, en algún instante a Rut Larsson que era imposible, que no se arriesgara, que no saltara. A pesar de todo lo hizo, no se detuvo. ¿Eres capaz de hacer lo mismo con ese plan dormido?

Ser una mujer alfa significa ser dinámica y creativa. Te debes convertir en tu propio motor de arranque impulsor, darte ánimos, llenarte de fortalezas y minimizar las debilidades que puedan hacerte flaquear.

No te ajustes a las normas que otros parecieron establecer para ti. Que la propia sociedad parece haberte reservado. Muchos le temen al éxito femenino y tratan de mancillarlo, sin embargo, una vez más, depende de ti.

Rut Larsson lo hizo y celebró, con un pastel, la hazaña y en su alma la satisfacción por haberlo logrado.

Piensa libre y encuentra nuevas formas o maneras para llevar hacia adelante. Escucha a tu voz interior y si tienes algo claro: HAZLO.

 

 

Article Paid for And Approved by Sophia Lacayo for Miami-Dade County Commissioner, District 12

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend