Sophia Lacayo: Se necesitan acciones concretas y viables para crisis de la vivienda.

 

Por Sophia Lacayo

 

La crisis de la vivienda asequible en Miami Dade es un hecho que no podemos ocultar. Vive y germina en el bolsillo de los contribuyentes que ven como, poco a poco, el sueño americano se les hace más esquivo. Recién se celebró un evento en el condado Miami Dade para, presuntamente, buscar soluciones prácticas y viables para el problema. Uno de los temas fue aumentar la oferta de estos inmuebles, apoyar alas personas de bajos ingresos y ampliar la gama de la fuerza laboral. En el papel, todo se ve bonito. Ojalá no sea un atolladero que se diluya en dos o tres reuniones figurativas.

Esta semana, Marcia Fudge, secretaria de Vivienda y Desarrollo Urbano de la actual administración se reunió con inquilinos, propietarios y empresarios y sostuvo Florida es el “epicentro de la crisis de la vivienda en EEUU”.

La alcaldesa condal Daniella Levine Cava dijo: “Nuestra comunidad está sufriendo mucho más que otras, aunque también ese sucediendo a nivel nacional, cientos de miles de familias de nuestro condado ya no pueden permitirse una vivienda”.

El caos no solo se debe a la escasez de ofertas reales sino al elevado precio de los alquileres, que son una cruz incargable para numerosos núcleos familiares. Tanto para rentar como para comprar, el drástico aumento de los precios y la brecha con los ingresos, hace cada día más difícil acceder a una vivienda.

En el sur de la Florida, los precios de las viviendas han subido alrededor del 36%, acorde con el informe de la agencia inmobiliaria Apartment List.

Hace unos meses había tocado el tema: dentro del condado, Miami superó en octubre de 2021 a Los Ángeles y en febrero de 2022 a Nueva York para convertirse en la ciudad más cara del país en relación con los ingresos, según un estudio a las 100 urbes más pobladas que realiza el portal inmobiliario RealtyHop. La ecuación toma en cuenta la fórmula: Ingresos-gastos.

Entre febrero de 2021 y enero de 2022, el alquiler promedio para apartamentos de 1 habitación aumentó unos 400 dólares hasta un tope de 2,800 y de dos habitaciones experimentó un incremento de 900 dólares y saltó de 2,500 hasta los 3,600 mensuales.

RealtyHop sitúa en alrededor de 589.000 dólares el precio de una vivienda mientras que el ingreso promedio por hogar es de apenas 39.000 dólares, según las últimas cifras de la Oficina del Censo.

Siempre he sostenido en cada una de las conversaciones con los residentes en mi Distrito 12: no podemos crecer sin una economía fuerte, sostenible, sin trabajos bien remunerados, sin crear programas reales enfocados y ejecutables en el bienestar de la sociedad. Es hora de impulsar cada iniciativa que alivie la carga de los contribuyentes, estimular la creación de viviendas asequibles, pero, de igual manera, aumentar las posibilidades laborales y de salario en Miami Dade.

 

Article Paid for And Approved by Sophia Lacayo for Miami-Dade County Commissioner, District 12

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend