Ahorrar, invertir, capacitarse y asegurarse para el 2021

 “Los ahorros pequeños cuando se suman en el tiempo, se convierten en grandes”, señala el economista Iván Jiménez

 

Por: Edda Pujadas

 

 

Tras un 2020 completamente atípico, que ha impactado la salud y la economía mundial, son muchos quienes ven llegar el 2021 con precaución, teniendo como prioridad establecer estrategias que permitan hacer frente a situaciones imprevistas, como lo ha sido la pandemia del COVID 19.

Ante esta coyuntura internacional, el economista Iván Jiménez hace varias recomendaciones para el 2021, las cuales se resumen en ahorrar, invertir, capacitarse y asegurarse (individualmente y a sus hijos, si los tiene) para tratar de buscar la estabilidad económica que lo puede ayudar a mantenerse y protegerse financieramente.

Ahorrar. Lo más importante dentro de cualquier estrategia económica es ahorrar, lo cual implica que debemos tener una reserva de, por lo menos, seis meses para pagar nuestros gastos fijos en caso de que nos quedemos sin ingresos. “Recordemos que, los ahorros pequeños cuando se suman en el tiempo, se convierten en grandes”, comenta Jiménez.

Ser dueño de su casa. “Siempre va a pagar una hipoteca: la suya o la del dueño de la casa en la que vive rentado”. Con esta frase, el economista Jiménez explica la importancia de ser propietario de una vivienda, especialmente en estos momentos en que tenemos una coyuntura de bajos intereses y baja inflación que podría cambiar en cualquier momento.

Si ya tiene casa propia, Jiménez recomienda adquirir una propiedad de inversión que pueda mantener a largo plazo. Si bien, lo ideal es rentarla, si no lo puede hacer, igual va a tener un activo que irá aumentando y magnificará su retorno. Es importante tomar en cuenta que, cuando hablamos de inmuebles como inversión, este monto no puede exceder del 50% de su liquidez.

Invertir. Hay que involucrarse financieramente en los sectores de crecimiento mundial como los índices de valores, la bolsa, las criptomonedas y la tecnología que las envuelve. Una forma sencilla de empezar a invertir es la aplicación Robinhood que le ofrece acceso al mercado bursátil a todos los sectores demográficos, sin barreras de entrada en cuanto a montos de inversión.

El modelo de “cero pago de comisión” de la aplicación Robinhood ha permitido que cualquier persona pueda participar en una variedad de estrategias de inversión que antes eran económicamente inviables. Puede hacerlo desde su página web: https://robinhood.com/ o de la forma más popular, bajando la aplicación en su teléfono celular. Sólo debe abrir una cuenta, configurar su información personal y financiera, agregar los datos de su cuenta bancaria, transferir la cantidad con la que desea empezar a sus transacciones y listo, ya estará participando en el mercado de inversiones.

Optimizar sus cuentas de retiro. Si trabaja como empleado de alguna empresa o si bien trabaja por su cuenta, igualmente, deben mantenerse monitoreando sus cuentas de retiro para optimizarlas y sacarles el mayor provecho. Este tipo de cuentas son las que conocemos como 401K, IRA, Roth IRA o 403B.

Capacitarse. Jiménez señala que debemos aprovechar las líneas de crédito para el aprendizaje continuo, lo cual nos ayuda a capacitarnos e invertir en nuestra mejora profesional. Hizo referencia a Lifetime Learning Credit (por su denominación en inglés) que nos permite beneficiarnos académicamente del esquema impositivo.

 Lifetime Learning Credit puede ayudar a pagar los cursos de pregrado, posgrado y títulos profesionales, incluidos cursos para adquirir o mejorar habilidades laborales. No hay límite en la cantidad de años que puede reclamar el crédito y tiene un valor de hasta $2,000 dólares por declaración de impuestos.

Para ser elegible para Lifetime Learning Credit, el estudiante debe estar inscrito o tomando cursos en una institución educativa elegible, estar tomando cursos de educación superior para obtener un título u otra credencial educativa reconocida o para obtener o mejorar habilidades laborales y estar matriculado durante al menos un período académico a partir del año fiscal.

El monto del crédito es el 20% de los primeros $10,000 dólares de gastos de educación calificados o un máximo de $ 2,000 dólares por declaración de impuestos. La Lifetime Learning Credit no es reembolsable. Por lo tanto, puede usar el crédito para pagar cualquier impuesto que adeude, pero no recibirá ningún crédito como reembolso. Puede obtener más información en: https://www.irs.gov/help/ita/am-i-eligible-to-claim-an-education-credit.

Asegurarse. Además del seguro de salud que todos debemos tener, Jiménez recomienda que, si usted tiene dependientes de tener un seguro de termino de vida para llenar el vacío económico que dejaría en la vida de los niños su ausencia. Serán sus hijos los beneficiarios de esta decisión.

Es igualmente importante hacer un testamento que especifique quién tendrá la custodia de sus hijos en caso de fallecimiento o discapacidad. Recordemos que, en una situación de crisis de salud pública como la que estamos viviendo, es importante pensar en qué podría pasar si no estamos y nadie mejor que los padres para saber quien podría cuidar a sus hijos en su ausencia.

Aunque es un tema difícil y doloroso, también es importante definir un protocolo a seguir en caso de invalidez de alguno de los miembros de la familia. Hay que reunirse, hablar del tema y definir estrategias y pasos a seguir si llegase ese momento. Esto podría evitar muchos problemas y sufrimientos a futuro.

Si tomamos en cuenta todas estas medidas y tratamos de ponerla en ejecución en la medida de nuestras propias capacidades, estaremos teniendo una aptitud económica y financieramente preventiva que nos ayudará a evitar situaciones de crisis.

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend