Crece preocupación mundial por incendios en el Amazonas

Hace 17 días comenzaron a desatarse devastadores incendios en el Amazonas, considerado como ‘el pulmón verde’ más importante del planeta, que tienen a la comunidad internacional consternada por el daño que están dejando a su paso.

Hasta el 20 de agosto se habían registrado 72 mil 843 incendios en el Amazonas brasileño que han arrasado más de 500 mil hectáreas. Además, imágenes satelitales detectaron 9,507 nuevos focos de fuego en la cuenca del Amazonas.

Según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE, por sus siglas en portugués), se ha registrado un aumento de un 83 por ciento de los fuegos en comparación con el mismo periodo de 2018.

Sobre las causas del que ya es considerado “el peor desastre ecológico de este tipo de los últimos siete años”, hay diversas hipótesis.

Según ambientalistas y conservacionistas, el aumento de los incendios en el Amazonas se debe principalmente a la deforestación que hay en la región (Mato Grosso, Pará y Amazonas) de la que culpan al presidente Jair Bolsonaro, pues dicen que ha alentado a madereros y agricultores a quemar vegetación para “despejar” la tierra.

De acuerdo con Univision, Bolsonaro ha prometido desarrollar proyectos agrícolas y mineros en la región ignorando la preocupación internacional por el aumento de la deforestación.

Esta preocupación llegó hasta Noruega que, de acuerdo con el portal de Radio Televisión Martí,  ha detenido la ayuda al Amazonas tras considerar que Brasil está siendo permisiva con la tala indiscriminada en la selva amazónica.

Es así como anunció esta semana la suspensión de 300 millones de coronas destinados al Fondo Amazonía que se dedica a la protección ambiental y del que tanto Noruega como Alemania son los principales patrocinadores.

Por su parte, el presidente ha declarado que responsabiliza a las ONG por esta catástrofe natural. “Tengo la impresión de que las ONG podrían haberlos provocado porque habían pedido dinero. ¿Cuál fue su intención? Buscar problemas para Brasil”, dijo el mandatario.

Además, según reporta el portal web Cnet en español, el gobierno también responsabiliza del voraz fuego a la sequía que está sufriendo la Amazonía brasileña desde hace 3 meses.

¿Y qué está haciendo el gobierno nacional para mitigar esta grave situación? De acuerdo con el mismo portal, el Ministro de Medio Ambiente Ricardo Selles aseguró que ha movilizado a todo un equipo de brigadistas y ha llevado aeronaves para actuar en la zona afectada junto con gobiernos regionales.

Por su parte, el presidente de Colombia, Iván Duque, ofreció ayuda a los gobiernos vecinos a través de su cuenta de Twitter, según reporta Infobae.

“Desde el Gobierno Nacional ofrecemos a los países hermanos nuestro apoyo para trabajar conjuntamente en un propósito que nos urge: proteger el pulmón del mundo”, escribió.

El tema ha trascendido tanto que ciudadanos de todo el mundo han recurrido a las redes sociales para compartir videos, investigaciones y reportes, y manifestar su preocupación con hashtags como #PrayforAmazonas que ya es tendencia en Twitter.

“El Amazonas no es de Sudamérica únicamente, es de todos. Su foresta son los pulmones de la tierra, dan el 20 por ciento del oxígeno a nuestro planeta (…), se está quemando nuestro futuro”, aseguró Paulo Dybala, delantero argentino de la Juventus, en su cuenta de Twitter.

¿Cómo afectarían al planeta los incendios en el Amazonas?

De acuerdo con BBC Mundo, la selva tropical del Amazonas es una reserva vital de carbono que disminuye el ritmo del calentamiento global.

En ella habitan un millón de personas pertenecientes a poblaciones indígenas y alrededor de tres millones de especies de plantas y animales.

Con los incendios del Amazonas se podrían perder 2.200 nuevas especies, 10 por ciento de la reserva mundial de carbono almacenado, 6.7 millones de kilómetros cuadrados de bosque, 1 millón de kilómetros de agua dulce, 350 grupos indígenas y 2.500 especies marinas.

Además, se podrían presentar problemas energéticos y de suministro de agua en diversas partes de Suramérica.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend