El COVID-19 y el regreso a la Universidad.

 

Por: Belinda Gonzalez-Leon, Ed. D., MBA

Premier Educational Consulting, LLC

Email: bleon@bleon-pec.com

Telf: (305) 494-9389

 

Los estudiantes de último año de secundaria están terminando la escuela a través de Zoom, viendo caravanas de simpatizantes pasar por sus casas, y participando en ceremonias virtuales de graduación para un final agridulce de sus años de secundaria.

¿Qué les deparará el otoño a estos futuros estudiantes universitarios de primer año?

La mayoría de las universidades planean tener clases presenciales en el campus, pero es solo un plan. Las universidades también planean enseñar cursos en línea si es necesario o la posibilidad de volver a las clases virtuales si hay un resurgimiento de los casos de COVID-19 en el invierno.

¿Qué debe hacer un futuro estudiante universitario?

Primero, manténgase al tanto de las alertas y anuncios publicados por la universidad. Revise su sitio web, regístrese para recibir alertas por correo electrónico, conéctese a las redes sociales y obtenga notificaciones de texto. A pesar de los planes para el otoño, las universidades todavía especulan. Solo unos pocos han anunciado planes definitivos para ofrecer clases en los campus, mientras que otros permanecerán en línea, y algunos han anunciado un plan para hacer ambas cosas: un modelo híbrido. La Universidad de Stanford anunció que no abrirán hasta enero de 2021. Varias universidades pequeñas han anunciado que cerrarán permanentemente debido a tensiones financieras.

Si la universidad estárá abierta para clases durante el otoño,  pregúntate si estás listo para asistir? ¿Están tus padres preocupados por tu seguridad en un salón de clases o dormitorio?  Las universidades aún están determinando los procedimientos necesarios para garantizar que los estudiantes puedan sentarse en clase; vivir en dormitorios; y participar en actividades universitarias mientras se mantiene la distancia social, las áreas desinfectadas y el lavado frecuente de manos. Si tu o tu familia no se sienten seguros y preferirías esperar otro semestre o incluso otro año antes de comenzar, debes hablar con la universidad sobre tus opciones.

Pregunta acerca de aplazar las admisiones por un semestre o un año. Pregunta cuáles son las condiciones que deben cumplirse para el aplazamiento. Pregunta cuáles son las consecuencias de un aplazamiento. Los aplazamientos son una práctica estándar en las universidades, y muchos son flexibles debido a la pandemia, pero aún así debes asegurarte de obtener toda la información. Es importante recordar que debe ACEPTAR su oferta de admisiones ANTES de solicitar un aplazamiento.

Si tienes dificultades financieras para pagar la universidad, ahora es el momento en que necesita pedir ayuda. Contacta a tu asesor de ayuda financiera y explicale que necesitas ayuda con los gastos universitarios para comenzar la universidad.

Cada universidad tiene un procedimiento diferente, algunos entrevistarán por teléfono; otros tienen un formulario, y algunas universidades tienen un procedimiento formal de apelación de ayuda financiera. Esté preparado para enumerar todos los desafíos que enfrenta al pagar la matrícula (es decir, desempleo, gastos médicos, decidió asistir a último momento, etc.) y es posible que deba proporcionar documentos como evidencia.

La Ley CARES otorgó ayuda federal a los colleges y universidades para ayudar a la escuela a pagar los gastos relacionados con COVID-19, pero el 50% de esa financiación DEBE otorgarse a los estudiantes como subsidios para ayudarlos a pagar la escuela.

Prepárate para que puedas comenzar tu primer semestre de la universidad como estudiante en línea. Las universidades no consideran necesariamente que Zoom sea un curso en línea. Usan un software que publica documentos para ser leídos; requiere preguntas para ser respondidas; documentos a ser presentados; discusiones a través de publicaciones de estudiantes; y permitir que los exámenes se realicen en un entorno controlado. Debes cumplir con todos los requisitos del curso para aprobar.

Ser un estudiante en línea significa que estarás en casa probablemente en tu propia habitación, no en una residencia universitaria. Si eres un estudiante híbrido, la mayor parte de tu trabajo se realizará en línea, pero habrá tiempo de clase en persona con tu profesor y tus compañeros. Si no crees que puedas prosperar en un entorno en línea, considera aplazar o asistir a una universidad que ofrezca cursos en los campus, al menos durante su primer semestre.

También existe la opción de tomar un año sabático antes de comenzar la universidad. Normalmente, un año sabático es para que viajes y encuentres aventuras que te permitan madurar y obtener más conocimiento para tus eventuales estudios universitarios. Bajo las restricciones actuales de viaje, eso sería difícil de hacer, pero ¿tal vez viajar a un estado diferente para una pasantía? ¡Pasantías locales también están disponibles!

También puedes encontrar un trabajo preferiblemente relacionado con tu especialidad. ¿Quizás podrías trabajar en un proyecto sin fines de lucro o dedicar un tiempo al negocio familiar? Si tienes una buena opción de hacer algo mientras esperas un año para ir a la universidad, confirma que tu escuela lo permitirá y habla con su familia. Lo que sea que termines haciendo antes de comenzar la escuela, documéntalo. La experiencia de ese año podría ayudarte cuando desees transferirte a otra escuela, calificar para una beca o postularte para una escuela de posgrado.

La palabra clave para este año universitario es flexibilidad. Sé flexible para lo que te depare el futuro. Eso se aplica a qué universidad decides asistir; los cursos que se te ofrecen; y lo que tus padres te piden. Este es un momento en el que los líderes, las empresas y las escuelas están tratando de asimilar información siempre cambiante y tomar decisiones que podrían verse afectadas en unas pocas semanas.

Este es solo un año de tu vida y tendrás muchos más años de vida, si Dios quiere. Pronto tendremos una mejor sensación de normalidad y podrás terminar la universidad y tener tu carrera y seguir adelante. Lo prometo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend