El Lazo Rosado en Octubre no es Moda: Es un símbolo de Lucha

Mes de la Concientización sobre Cáncer de Seno

 

Por Grecia Romero

Una cinta rosa que se distingue. Con un significado único que llega a la mente en un milisegundo.

El conocido listón rosado en Octubre se ha convertido en el símbolo oficial del compromiso y concientización de la lucha mundial contra el cáncer de seno. Tanto organizaciones, como personas interesadas en la causa lo usan para representar la esperanza en el futuro y honrar a quienes han padecido la enfermedad. Este lazo simbólicamente invita a personas de todas las edades a unirse en solidaridad a los que actualmente la padecen. 

Este color no es una tendencia de moda. Es una forma visible de concienciación y educación sobre la prevención, la detección temprana y el tratamiento de esta enfermedad.

 

Una Enfermedad que no Discrimina

El cáncer de seno continúa siendo el tipo de cáncer más común entre mujeres. Aproximadamente 1 de cada 8 mujeres en Estados Unidos será diagnosticada con este cáncer en su vida y 1 de cada 39 fallecerá por esta causa. Según el Informe de Datos y Estadísticas 2021 publicado el mes pasado por la Sociedad Americana Contra el Cáncer, se estima que para diciembre de este año, habrá 281,550 casos nuevos, lo que representa el 30% de todos los posibles diagnósticos de cáncer. 

Pero el cáncer de seno no es exclusivo de las mujeres. Aunque en menor proporción, también hombres pueden sufrir la enfermedad, de hecho, el mismo informe estima que este año se diagnosticarán 2,650 nuevos casos en hombres con un riesgo de vida de 1 en 1000 casos.

Mary Ann Orlang, Enfermera Clínica Especialista en Genética quien trabaja en el Centro Regional del Cáncer en Florida apoyando pacientes con las pruebas genéticas de herencia de genes cancerígenos explica que el cáncer es una enfermedad que no distingue sexo ni edad.

“Vemos a diario un gran rango de personas con este padecimiento. Atendemos mujeres muy jóvenes, en sus veintes o treintas, así como mujeres mayores. Aunque su riesgo no es tan alto como en el caso de las mujeres, también hemos atendido hombres que han sido diagnosticados con cáncer de mama”. 

Como añade Orlang, aprender cómo se comporta este tipo de cáncer es vital en la prevención y tratamiento. “La concientización es importante, especialmente si hay factores de riesgo como antecedentes familiares de cáncer de mama, o cáncer de próstata en el caso de los hombres, ya que el cáncer de próstata también está asociado con genes que producen el cáncer de seno”.

Según Orlang, el auto examen es altamente recomendado y debe iniciarse tan temprano como a los 18 años en caso de mujeres con historias de cáncer en la familia, ya que esto permite que la mujer aprenda a distinguir que es normal para ella y reconozca a tiempo si hay algo diferente. Esto también es cierto en el caso de los hombres, pues como señala Orlang, aunque la detección del cáncer de mama en los hombres es mucho más fácil, lo común es que el diagnostico venga como consecuencia de una evaluación médica por presencia de bultos, secreciones o cambio en apariencia de los senos.

Factores de Riesgo: ¿Qué se debe saber?

El cáncer de mama no es una enfermedad infecciosa, bacterial, ni transmisible de persona a persona como el caso del papiloma humano (VPH). Las estadísticas demuestran que aproximadamente el 10% de todos los casos de este tipo de cáncer son hereditarios, un adicional 10 a 30% vienen como consecuencia de una conexión directa con algún familiar cercado que ha sufrido la enfermedad y de un 60 a 80% son casos esporádicos. 

Aunque no se puede apuntar a una causa directa y específica para su ocurrencia, varios estudios han comprobado la relación de ciertos factores con la aparición de esta enfermedad.

La Sociedad Americana Contra el Cáncer incluye una lista de factores que aumentan el riesgo tales como: la edad de la mujer (los riesgos aumentan considerablemente después de los 50 años), haber tenido la primera menstruación a temprana edad o su primer hijo a una edad avanzada, no haber amamantado, haber padecido algún tipo de cáncer previamente y la herencia familiar directa.

Entre los factores potencialmente modificables se incluyen la obesidad, inactividad física, uso de alcohol o tabaco, el uso prolongado de hormonas y excesiva exposición a la radiación.

Prevención: ¿Qué se debe hacer?

Llevar un estilo de vida saludable es la clave para la prevención del cáncer y múltiples enfermedades actuales. Esto implica ajustes, pero sin duda serán de gran beneficio a largo plazo. De acuerdo a la Sociedad Americana Contra el Cáncer, algunas medidas preventivas son:

  • Mantener un peso saludable: Se conoce que el sobrepeso y los niveles de grasa corporal están asociados con un mayor riesgo de cáncer de mama, especialmente después de la menopausia cuando se suelen elevar los niveles de estrógenos.
  • Llevar una dieta balanceada: El cuerpo necesita nutrientes de los diferentes grupos alimenticios. Con las variadas tendencias alimenticias de moda, es común excluir algunos alimentos como proteínas, carbohidratos, e incluso frutas pero esto puede ser perjudicial a largo plazo si no se tienen los complementos vitamínicos adecuados. Sea cual sea la dieta que le funcione a cada persona, una recomendación sencilla pero útil es evitar los alimentos altamente procesados, disminuir el azúcar y los aditivos químicos o sintéticos.
  • Actividad física: Las mujeres que hacen ejercicio de forma regular disminuyen sus probabilidades de desarrollar la enfermedad entre un 10 a un 20%. Esto pudiera deberse a que la actividad física tiene beneficios directos con los niveles de inflamación en el organismo, los niveles hormonales y el balance de energía.  Incorporar una caminata dos o tres veces por semana sería una buena manera de comenzar.
  • Limitar el consumo de las bebidas alcohólicas y el tabaco: Numerosos estudios han confirmado que el consumo de alcohol aumenta el riesgo de cáncer de mama. Una mujer que consuma de 2 a 3 bebidas alcohólicas al día, tiene un 20% más riesgo que una mujer que no tome. Igualmente, una mujer que fume, tiene 18% más riesgo que una que no.
  • Exámenes de detención temprana: El cáncer de seno es curable si se detecta a tiempo, por eso la importancia de los exámenes de detención preventiva comenzando con el chequeo general anual y el autoexamen para detectar cualquier anormalidad. Después de los 40 años, mamografías anuales, y hasta incluir exámenes más específicos como imágenes de resonancia o exámenes específicos de descarte de herencia genética en caso de existir historia familiar o personal.

Algunas mujeres no se realizan las mamografías por no contar con un seguro médico o los recursos monetarios necesarios, pero existen varias organizaciones a nivel nacional que proveen estos servicios gratuitamente. Específicamente en Miami-Dade County,  el “Green Family Foundation – NeighborhoodHELP” a través de FIU ofrece mamografías gratuitas para mujeres desde 40 años de edad que no tengan seguro. https://mammography.fiu.edu/visit.html

  • Evaluación médica: Generalmente el cáncer no presenta síntomas si el tumor es pequeño y fácilmente tratable. Por eso los exámenes de detención son tan importantes. Consultar con el medico al primer síntoma de dolor, inflamación, cambio de color, secreción o abultamiento.
  •  

Octubre Mes de Concientización sobre el Cáncer de Seno: ¿Por dónde Comenzar?

La palabra clave en Octubre es: ¡Acción!

Hay varias cosas que se pueden hacer para luchar contra esta enfermedad y realmente hacer un impacto en la vida de quienes la padecen. Algunas ideas pueden ser:

  • Educarse sobre el tema: Es difícil apoyar algo que no se conoce, por eso es necesario tomar el tiempo para entender cómo funciona la enfermedad, no desde la posición del temor sino de la prevención. El cáncer de mama ya no es un tema tabú, es una realidad.
  • Participar en los eventos durante todo el mes: Charlas informativas, testimonios de sobrevivientes, vigilias, eventos deportivos.
  • Apoyar a quienes sufren la enfermedad o sus familiares: El cáncer es una enfermedad muy difícil, no solo por los efectos del tratamiento, sino del temor a lo peor. Los pacientes y familiares necesitan solidaridad, acompañamiento, empatía y ayudas prácticas en tareas diarias. Una manera de crear conciencia, es involucrarse y apoyar activamente a quienes padecen de cáncer.
  • Acción individual: aprender a realizar un autoexamen correctamente, revisar los factores de riesgo y crear un plan concreto de ajuste donde se necesite para afianzar la prevención, e inclusive hacer una cita para la próxima mamografía o revisión anual con el médico de cabecera si es el caso.
  • Correr la voz- Invitar a otras mujeres a aprender sobre el tema: El conocimiento es poder y entre joven se aprenda sobre prevención, el beneficio es mayor. ¡Nunca se sabe cuándo este conocimiento pueda salvar una vida!

One thought on “El Lazo Rosado en Octubre no es Moda: Es un símbolo de Lucha

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend