El Real Estate después del COVID-19

Las tasas hipotecarias se mantienen en los niveles más bajos

 

 

Por: Edda Pujadas

 

Si bien, las ventas de viviendas habían disminuido porque la crisis de salud desatada por el Coronavirus hizo que muchos compradores y vendedores lo pensaran mejor antes de comprar, vender e incluso mudarse en medio de la pandemia, la situación comienza a normalizarse.

Al reconocer las incógnitas y dudas relacionadas con el impacto del virus COVID-19, en el sector inmobiliario, Lawrence Yun, economista jefe de la Asociación Nacional de REALTORS®, mostró un optimismo cauteloso sobre hacia dónde se dirige la economía y destacó los indicadores positivos en el mercado del Real Estate.

Para Yun, es importante señalar que, a pesar de que hubo una disminución del gasto del consumidor en el primer trimestre del 2020, la inversión residencial, que incluye la construcción de viviendas, las ventas de viviendas y la remodelación, en realidad aumentó un 21% durante los primeros tres meses, lo cual es un indicador de la fortaleza del mercado inmobiliario antes de la pandemia.

De hecho, la tendencia indica que, si no fuera por el COVID-19, probablemente habríamos visto un aumento de los precios de las propiedades residenciales en el rango del 2% al 4%, debido a que la demanda estaba muy por encima de la oferta y los índices de desempleo estaban apenas rondado el 3%.

Por ejemplo, hace unas semanas, el inventario de viviendas unifamiliares con precios por debajo al millón de dólares entre los condados de Miami-Dade y Broward llegaba solamente a unas 6 mil propiedades. Para que los precios, realmente, empiecen a bajar este inventario tendría que ubicarse en 31 mil casas a la venta, así que no hay una tendencia descendente significativa.

Otro factor a tomar en cuenta es que, mientras que las tiendas de ropa, de deportes y pasatiempos y grandes almacenes registraron fuertes descensos, los gastos en materiales de construcción y jardinería en realidad aumentaron un 10,4%, un indicador esperanzador, desde el punto de vista de Yun, pues considera que la gente está mejorando sus hogares, remodelando, trabajando en su jardin… en fin en todas esas cosas que hacen que el valor de una casa aumente.

Por otra parte, las ventas comienzan a recuperarse y los nuevos contratos para propiedades con precios entre $500,000 dólares y $ 1 millón de dólares aumentaron en un 33%, mientras que las solicitudes para comprar una casa registraron un cuarto aumento semanal consecutivo, con un incremento del 11%, según la información reportada por las asociaciones de banqueros hipotecarios.

Otro indicador de la recuperación del mercado inmobiliario, es que las personas están reanudando la búsqueda de casas en internet, después de hacer una pausa durante las etapas iniciales del brote de COVID-19. Según LendingTree, que es el mercado de préstamos en línea más grande de Estados Unidos, de marzo a abril, las ciudades de Tucson en Arizona, Nueva Orleans en Luisiana y Miami en Florida registraron los mayores aumentos en la búsqueda de propiedades.

Mientras, las tasas hipotecarias bajas se mantienen, siendo la semana que finalizó el 14 de mayo, la sexta semana consecutiva en que las tasas hipotecarias se han mantenido en o cerca de los mínimos históricos. La tasa fija de 30 años promedió 3.28%, informa la Corporación Federal de Préstamos Hipotecarios, mejor conocida como Freddie Mac.

El año pasado, durante este mismo mes, las tasas a 30 años promediaron 4.07% y el promedio más bajo en los registros que datan de 1971 es 3.23%, que se estableció la semana que terminó el 30 de abril. Las otras hipotecas también están en niveles bajos, por ejemplo, la de tasa fija a 15 años, promedió 2.72% y las híbridas de tasa ajustable a cinco años se ubicaron en 3.18%.

Las especulaciones con respecto a los desalojos hipotecarios (mejor conocidos por su denominación en inglés, foreclosures) también se han ido disipando debido a que la Agencia Federal de Financiamiento de la Vivienda anunció que extenderá una moratoria sobre ejecuciones hipotecarias y desalojos de hipotecas respaldadas por Fannie Mae y Freddie Mac hasta al menos el 30 de junio del 2020. Originalmente, la moratoria expiraba el 17 de mayo, pero se decidió extender debido los efectos económicos de la pandemia de COVID-19.

Incluso, la firma de datos inmobiliarios ATTOM Data Solutions informó que sus números de ejecuciones hipotecarias de abril del 2020 fueron un 75% menor que hace un año y de hecho son los más bajos jamás registrados debido a la moratoria de ejecución hipotecaria impuesta por el coronavirus, así que quienes estén pensando en los foreclosures para encontrar una propiedad muy barata tendrán que sentarse a esperar.

… Y sentarse a esperar por mucho tiempo, pues tienen que pasar entre 10 meses y un año para que el banco puede efectivamente ejecutar un foreclosure y sacar la propiedad al mercado de venta, sin contar que este proceso tiene un gasto legal para las instituciones financieras que oscila entre $12,000 y $30,000 dólares.

En cuanto a los precios de las propiedades, la tendencia que parece imponerse en estos momentos es sobre las propiedades que estaban a la venta antes de que surgiera la pandemia del coronavirus y aún siguen a la venta. Estos vendedores están dispuestos a escuchar ofertas, negociar, hacer acuerdos de pago e incluso, colaborar con los gastos de cierre.

Para el Sur de la Florida, el mercado sigue en movimiento e incluso espera dar la bienvenida a nuevos residentes, pues quienes se vieron encerrados en pequeños apartamentos en ciudades caras quieren, ahora, buscar zonas con casas que tengan más espacio, patios y lugares de esparcimiento al aire libre, como sucede en gran parte de las ciudades de nuestro estado.

Ya antes del COVID-19 había una gran afluencia de habitantes del norte, específicamente de Nueva York, explorando opciones de comprar en Miami debido a sus beneficios fiscales y su clima y que ahora, tras haber vivido la pandemia desde su epicentro, han acelerado su decisión de mudarse al Sur de la Florida.

 

One thought on “El Real Estate después del COVID-19

  • July 25, 2020 at 5:05 am
    Permalink

    Este economista me da risa, hace proyecciones de lo que pudo haber pasado si no hubiera una pandemia en USA y el mundo. Hipótesis de lo que sería un sueño

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend