En busca de empleados

 

Restaurantes y pequeños comercios no consiguen empleados!

 

La falta de trabajo durante la pandemia hizo que muchas personas buscaran otras formas de ganarse la vida, desplazando a las formas de ingreso tradicionales

 

Por: Edda Pujadas

 

Si bien las cifras de desempleo en la Florida bajaron de 12.9% a 4.7% entre abril del 2020 y abril del 2021, según las cifras del Departamento de Trabajo, ahora son los dueños de negocios, restaurantes y pequeños negocios quienes no consiguen personal para trabajar.

Los letreros de “Now Hiring” (Estamos Contratando, por su traducción al español) abundan en las vitrinas de tiendas, cafeterías, peluquerías y restaurantes, pero nadie entra a preguntar por los puestos de trabajos disponibles o no están conformen con los salarios propuestos por los empleadores quienes aseguran tener capacidad para contratar entre 10 y 12 personas, pero sólo cuentan con dos o tres.

Los restaurantes y las cafeterías son los más afectados por falta de empleados. Se calcula que por la pandemia del COVID-19, unos 600.000 trabajadores fueron despedidos y aproximadamente 10.000 restaurantes de la Florida cerraron sus puertas. Actualmente, el sector de restaurantes y hostelería ha abierto sus puertas en su totalidad, intentado recuperarse financieramente y obtener las ganancias que conseguían antes de la pandemia. 

Recientemente las cifras de las ventas minoristas mostraron los efectos del plan de estímulo por US$1,9 billones, con un alza de 9,8% en marzo sobre febrero del 2021.

La combinación de factores como el cheque del estímulo de $1,400 recibido por persona y el aumento de las vacunaciones contra el COVID-19 han hecho que las personas busquen de nuevo opciones de distracción como salir de tiendas, ir a sitios de entretenimiento y espacialmente comer en restaurantes, así que, ahora, el problema es otro: los locales no tienen la cantidad de personas necesarias para atender a su clientela.

Esto a pesar de que muchos empleadores, en su afán de seguir funcionando y atender bien a sus clientes, ofrecen bonos para captar empleados y de que el salario mínimo acaba de subir a $8.65 la hora y a $5,63 la hora para quienes reciben propina. A partir de septiembre del 2021 subirá un dólar por año hasta llegar a $15 la hora en septiembre del 2026.

Un fuerte agravante para este tipo de posiciones laborales como mesoneros, vendedores, peluqueros, manicuristas y masajistas, por sólo citar algunos de los que implican atención al público, es que siguen sintiendo temor de contagiarse de COVID-19 al estar expuestos a un mayor contacto con otras personas.

Otro factor a tomar en consideración, es que la facilidad para solicitar la asistencia por desempleo sin tener que reportar los intentos por buscar trabajo se extendió hasta el 06 de septiembre del 2021, lo que implica que las personas que califiquen para este beneficio seguirán recibiendo del estado un máximo de $275 por semana más $300 por la ayuda de la pandemia para un total de $575 a la semana.

En muchos casos este monto de asistencia de desempleo es mayor de lo que podría ganar a la semana una persona que debe cumplir horario, gastar en gasolina y alimentación fuera de casa, permanecer parada durante largas horas y estar mayormente expuestos al contagio del COVID-19, por lo que son muchos quienes deciden seguir protegidos en sus hogares y hacen algún trabajo extra que les genere un dinero adicional en efectivo.

Obviamente, este un sistema de sobrevivencia a corto plazo porque, en algún momento, se volverá obligatorio el reporte de intentos fallidos para conseguir trabajo para poder obtener el beneficio por desempleo. Igualmente, hay que tomar en cuenta que el objetivo no es vivir del gobierno, sino lograr que la economía se reactive.

Y así lo demuestran las cifras del Departamento de Trabajo, las cuales evidencian que hubo 576.000 peticiones la semana pasada por debajo de las expectativas de los analistas, lo que marca la cota más baja desde el 14 de marzo del 2020. Las estimaciones indican que estas peticiones semanales irán disminuyendo paulatinamente.

 

“HAY QUE SOBREVIVIR”

Para el economista Tulio Rodríguez hay dos aspectos muy importantes a considerar que deben ser analizados en el marco de la falta de empleados que están sufriendo los restaurantes y negocios minoristas y pueden resumirse en una frase tan sencilla y básica como: “de alguna manera hay que seguir sobreviviendo”.

Tulio Rodriguez

Durante los meses de la cuarentena derivada por la pandemia, muchas personas perdieron su trabajo, pero necesitaban continuar generando ingresos, así que tuvieron que reinventarse. Muchos lo hicieron buscándole el lado “doméstico” a su trabajo, por ejemplo, peluqueras o manicuristas, atendiendo clientes en sus propias casas o dirigiéndose al hogar de quienes requerían sus servicios; chef cocinando desde casa y haciendo entregas a domicilio y así infinidad de oficios que tomaron un matiz más personal que corporativo.

Sin embargo, el economista Rodríguez considera que el punto clave de esta transformación es la tecnología. La gente descubrió que podía trabajar desde la comodidad y seguridad de su hogar, con tan solo tener internet, una computadora y/o teléfono y aprendiendo a usar las aplicaciones adecuadas.

“La tecnología está cambiando el comportamiento social y la pandemia no hizo más que acelerar el paso multiplicador de la tecnología. Estamos en un mundo en el cual podemos hacer negocios, comprar, vender, invertir en la bolsa y estudiar de forma virtual y creo que, realmente, ahí es donde está el verdadero cambio”, señaló Rodríguez.

Para Rodríguez, la tecnología está en el corazón de los procesos actuales, conceptos como el dinero y los tipos de moneda de comercialización ya están cambiando. “Una sociedad que sea capaz de adaptarse a las transformaciones tecnológicas será la sociedad del primer mundo”.

Con respecto a las industrias de fabricación, Rodríguez considera que estas deberán irse automatizando de manera que el trabajo físico lo hagan las máquinas y el trabajo humano sea controlar estas maquinarias. “Estamos en el camino de la inteligencia artificial y esto incluye a los restaurantes y comercios minoristas que deben integrar la tecnología a sus procesos, disminuyendo la cantidad necesaria de recursos humanos para realizar cada trabajo. Estamos llegando al momento de utilizar robots, drones y toda una logística tecnológica para facilitar los procesos de comercialización”.

 

BUSCANDO FLEXIBILIDAD Y CRECIMIENTO PROFESIONAL

De acuerdo a una encuesta realizada por “Pulse of the American Worker” de Prudential Financial, reflejó que 1 de cada 4 trabajadores están sintiendo el deseo de cambiar de trabajo una vez más, porque buscan una mayor flexibilidad y oportunidades para crecer en sus carreras.

La encuesta se efectuó en una muestra de 2.000 empleados que trabajan a tiempo completo y encontró que el 87% de los trabajadores que han estado trabajando de forma remota durante la pandemia preferirían continuar trabajando así al menos un día a la semana. Entre todos los trabajadores, el 68% dice que un modelo de lugar de trabajo híbrido sería ideal.

Entre los que planean buscar un nuevo empleo después de la pandemia, el 80% dice estar preocupado por el crecimiento de su carrera profesional, en comparación con el 49% de todos los trabajadores. Además, la mayoría de este grupo (72%) está reconsiderando sus habilidades. Más de la mitad de los potenciales buscadores de empleo han buscado nuevas capacitaciones y habilidades durante la pandemia, posiblemente para prepararse para cambiar de trabajo en los próximos meses.

Los trabajadores que quieren renunciar de manera abrumadora dicen que están buscando un nuevo trabajo con más flexibilidad.

 

 

 

 

One thought on “En busca de empleados

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend