La atención temprana mejora el desarrollo de los niños con autismo

 

 

Edda Pujadas, @epujadas

 

El autismo es una discapacidad permanente del desarrollo que se manifiesta en los tres primeros años de edad. La tasa del autismo en el mundo es alta y tiene un terrible impacto en los niños, sus familias, las comunidades y la sociedad.

Durante años, el Sistema de las Naciones Unidas ha promovido los derechos y el bienestar de los discapacitados, incluidos los niños con discapacidades de desarrollo. En 2007, la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad entró en vigor, reafirmando el principio fundamental de universalidad de los derechos humanos para todos. La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró por unanimidad el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo para sensibilizar a la población mundial sobre un trastorno que año tras año afecta a más personas. Es muy importante conseguir que las personas que sufren el autismo al igual que sus familias puedan vivir de una forma plena y les sean reconocidos y llevados a cabo todos aquellos derechos que les corresponden. En este día también se pone de relieve la necesidad de mejorar las condiciones de los niños y de los adultos que manifiestan esta condición.

En la actualidad, aproximadamente uno de cada 68 niños es identificado con el trastorno del espectro autista (ASD, por sus siglas en inglés), siendo 4.5 veces más común entre los niños que entre las niñas y presentándose en todos los grupos raciales, étnicos y socioeconómicos.

Así lo indican las estimaciones de la Red de Control de Autismo y Discapacidades del Desarrollo (ADDM, por sus siglas en inglés) que también aseguran que, en Estados Unidos, uno de cada seis niños tuvo o tiene desde discapacidades leves como problemas del habla y del lenguaje hasta imposibilidades graves del desarrollo, como inhabilidades intelectuales, parálisis cerebral y autismo.

Hay que señalar, igualmente, que la cantidad de niños con autismo ha ido aumentando desde el 2000, cuando se calculaban uno por cada 150 pequeños, lo cual se fue incrementado a uno en 125, luego a uno en 110, a uno en 88 y ahora a uno en 68, lo cual requiere atención importante de los gremios de salud.

Katy Echevarría

Katy Echevarría, fundadora de Kreative Kids Therapy, un centro dedicado a desarrollar el máximo potencial de los niños con necesidades especiales explica que el trastorno del espectro autista es una discapacidad del desarrollo que puede ocasionar importantes problemas sociales, de comunicación y de comportamiento.

“Las habilidades de aprendizaje, pensamiento y resolución de problemas de las personas con autismo tienden a ser diferentes, pero determinarlo no es sencillo ya que no hay una prueba médica, como un análisis de sangre, para establecer los trastornos. Debe ser tratado por un neurólogo, que observe el comportamiento y el desarrollo del niño para hacer un diagnóstico.”, comenta Echevarría.

En ocasiones, el autismo se puede detectar a los 18 meses o menos, lo cual es vital para lograr una mejoría en su desarrollo, por lo que es primordial concientizar a la población sobre esto. Tomando en cuenta este criterio, la Asamblea General de las Naciones Unidas decretó al 2 de abril como el “Día Mundial de Concientización sobre el Autismo”, en el cual se pone al relieve la necesidad de mejorar la calidad de vida de los niños y adultos autistas para que puedan tener una vida plena y digna.

EL AUTISMO

Las personas con autismo a menudo tienen problemas con las habilidades sociales, emocionales y de comunicación. Podrían repetir ciertos comportamientos y podrían no desear cambios en sus actividades diarias, incluso, tienen diferentes formas de aprender, prestar atención o reaccionar a las cosas. Los signos de este transtorno comienzan durante la primera infancia y generalmente duran toda la vida de una persona.

Explica Katy Echevarría que la gente puede experimentar signos en diferentes aspectos. “En cuanto a la conducta, podemos ver una interacción social inapropiada, contacto visual deficiente, comportamiento compulsivo, impulsividad, movimientos repetitivos, daño autoinfligido o repetición persistente de palabras o acciones. En el desarrollo se nos presenta discapacidad de aprendizaje o retraso en el habla.”

“Igualmente” – agrega Echevarría – “hay señales a nivel cognitivo, como un intenso interés en un número limitado de cosas o problemas para prestar atención. En el aspecto psicológico, vemos que desconocen las emociones o la depresión de los demás y también son comunes la ansiedad, el cambio en la voz, la sensibilidad al sonido y los movimientos nerviosos y/o repetitivos”.

Los estudios han demostrado que los padres de niños con autismo pueden notar un problema de desarrollo antes del primer cumpleaños de su hijo. Por ejemplo, las dificultades en la visión y la audición se evidencia con mayor frecuencia en el primer año y las diferencias en las habilidades sociales, de comunicación y de motricidad fina se hacen evidentes a partir de los seis meses de edad.

Si bien, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), todas las causas del autismo no son aun conocidas, puede haber factores ambientales, biológicos y genéticos que hacen que un niño sea más propenso a sufrir este trastorno. La mayoría de los científicos están de acuerdo en que los genes son uno de los factores de riesgo que pueden hacer que una persona sea más propensa a desarrollar autismo.

Actualmente, no hay cura para el autismo, sin embargo, las investigaciones demuestran que los servicios de tratamiento de intervención temprana pueden mejorar el desarrollo de un niño, ayudando a los pequeños desde el nacimiento hasta los tres años de edad (36 meses) a aprender habilidades importantes. Estos procesos pueden incluir terapia para ayudar al niño a hablar, caminar e interactuar con los demás.

Katy Echevarría indica que los niños que son diagnosticados con autismo generalmente reciben terapia del habla, terapia ocupacional, fisioterapia y terapia ABA. Dependiendo de la severidad del diagnóstico y las necesidades del niño. Existen otros tipos de terapia, como la hipoterapia, que no es tan común pero que también es muy efectiva.

En la relación, a los costos económicos relacionados con el autismo, el CDC señala que, en Estados Unidos, se calculan entre $ 11.5 billones y $ 60.9 billones anuales, los cuales abarcan gastos directos e indirectos, desde la atención médica hasta la educación especial y la pérdida de la productividad de los padres.

La realidad es que las personas con autismo se enfrentan a numerosas barreras a la hora de disfrutar de sus derechos fundamentales y de formar parte plena de la comunidad, por lo que juntos debemos apoyar su inclusión en la sociedad y colaborar en la posibilidad de que puedan desarrollar una vida feliz y produciva.

Si usted desea comunicarse con Katy Echevarría,  puede hacerlo a través del email kreativekidstheraphy@gmail.com, o visitar Kreative Kids Therapy que está ubicado en la 8491 NW 17th Street, Suite # 113 en Doral. También puede llamar al (305) 456.5542 y al (305) 305.9665 y puede visitar su página web: www.kreativekidstherapy.com.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend