La comunidad comparte con los más necesitados.

La Policía de Doral lidera la colecta de alimentos por Acción de Gracias.

 

Por Diana Bello Aristizábal

 

Doce escuelas, ocho iglesias, el Departamento de Niños y Familias del Estado de la Florida (DCF por sus siglas en inglés) y el Departamento de Policía de Doral se unieron, una vez más, para entregar 486 bolsas de comida y 486 pavos a las familias más necesitadas de Doral y de todo el condado de Miami-Dade.

Desde el pasado 29 de octubre y hasta el 14 de noviembre, varias iglesias y escuelas como Doral Academy, Renaissance, Ronald Reagan, Dr. Rolando Espinosa, Dr. Tony Bilbao, Divine Savior, Eugenia B. Thomas, John I. Smith y Downtown Doral, entre otras, recolectaron alimentos no perecederos que luego fueron llevados a Ronald Reagan High School, el centro de ensamblaje de los alimentos recibidos.

Allí, el Departamento de Policía de Doral organizó y empacó las donaciones de forma equitativa en diferentes bolsas que entregó a las escuelas e iglesias participantes el 19 y 20 de noviembre, respectivamente. Estas, a su vez, tuvieron la tarea de distribuirlas a las familias beneficiadas.

Además, el 20 de noviembre la Policía de Doral acudió al Departamento de Niños y Familias del Estado de la Florida para distribuir directamente bolsas de comida entre las familias convocadas con la colaboración de los ‘exploradores de la Policía’, un programa en el cual niños entre 14 y 19 años aprenden sobre el cumplimiento de la ley y hacen horas de servicio comunitario.

“Todos los años tratamos de servir a los más necesitados de la comunidad de Doral y de Miami-Dade. Para eso contamos con un presupuesto de 5,000 dólares destinados a comprar los pavos en Walmart que nos da un muy buen precio, además de donar las bolsas donde empacamos los alimentos”, explica el Teniente Daniel Muñecas del Departamento de Policía de Doral.

Los pavos se dividen de acuerdo a las necesidades particulares de cada locación. Por ejemplo, en la Iglesia de Guadalupe se entregan, en promedio, entre 50 y 60 pavos junto con las donaciones de enlatados con el fin de que las familias puedan tener una cena completa.

Se trata de una iniciativa en la que es clave la ayuda de las escuelas e iglesias, pues no solo invitan a la comunidad a hacer donaciones sino que sirven de apoyo a la Policía para identificar cuáles son esas familias que, por diferentes circunstancias, no tienen los recursos para disfrutar de una cena de Acción de Gracias.

“Trabajamos individualmente con los consejeros y administradores de cada escuela porque son ellos los que saben qué niños toman almuerzos gratuitos o tienen ropa en mal estado”, añade el Teniente.

Cabe aclarar que aunque la colecta de Acción de Gracias es convocada y liderada por la Policía de Doral y cuenta con la participación de escuelas locales, se extiende a familias de todo el condado de Miami-Dade porque, entre otras cosas, muchas personas estudian y trabajan en Doral pero viven en otras áreas.

 

Más que una colecta de alimentos

De acuerdo con la Policía de Doral, la colecta de Acción de Gracias ha sido exitosa año tras año porque afianza la relación entre la Policía y los habitantes del condado. “Tenemos la responsabilidad de servir y proteger, lo cual no se limita solo a pelear contra los malos sino también a hacer algo bueno por la comunidad”, dice el Teniente de la Policía.

Agrega, además, que el gran valor agregado de esta iniciativa es que al entregar una comida completa a una determinada familia, que de otro modo se habría quedado sin cena, esta puede emplear su dinero en cubrir otras necesidades básicas.

Sin embargo, como es claro que las familias no solo necesitan ayuda durante Acción de Gracias o Navidad, la Policía de Doral trabaja todo el año desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre en crear y apoyar eventos similares que contribuyan a disminuir la pobreza con la ayuda de la alcaldía, el comisionado de la ciudad y otras entidades.

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend