Ni Contenedores, ni carpas: CIERRAN DE FORMA INDEFINIDA “PASEO DE LAS ARTES”

 

Por Carla De Castro

 

Desde su apertura en el 2015, el Paseo de las Artes, ha sido conocido por sus espacios dedicados específicamente a las artes escénicas y el entretenimiento en vivo. El buen teatro en contenedores, puestas en escena ingeniosas, y actores conocidos, con una duración aproximada de 15 minutos presentados en un ambiente íntimo a muy bajo costo ($6 cada función), había hecho de este lugar un punto de encuentro para muchos que aman el teatro.

Por ello, el cierre indefinido de Paseo de las Artes en la ciudad de Doral ha generado un alud de reacciones entre los residentes: unos en apoyo al teatro y otros justificando la medida.

Ante esto se realizó el pasado 15 de febrero una audiencia abierta al público en la sede de la Alcaldía, para determinar cómo se procederá con respecto al controversial caso.

Advertencia al teatro

El pasado 21 de diciembre de 2017, un magistrado emitió una orden de cese y desistimiento al Paseo de las Artes para que dejara de operar en los contenedores antes del 7 de enero de 2018 a medianoche debido a problemas de seguridad.

Maggie Santos, vocera de la Ciudad de Doral

En el marco de una operación rutinaria, el sábado 27 de enero las autoridades de Doral procedieron a suspender el uso de contenedores  luego de que éstos continuaran funcionando como micro teatros violando la orden mencionada anteriormente.

Desde sus inicios, el área de los contenedores del centro artístico  ha venido funcionando con permisos temporales como los que se usan cuando hay eventos especiales, los cuales son más rápidos y económicos.

Una de las exigencias de la ciudad es que los contenedores estuvieran elevados por encima del nivel de inundación de acuerdo con las normas del Fondo de Manejo de Emergencias, FEMA. Tal modificación se hizo pero sin los permisos requeridos.

“Levantaron los contenedores sobre bloques de cemento y los fijaron de una manera desconocida que nunca fue inspeccionada”, señaló la vocera de la Ciudad de Doral, Maggie Santos.

Para entonces las otras áreas del negocio no se cerraron debido a que estaban en conformidad con el código de estructura de edificio permanente.

Santos asegura que la prioridad para la ciudad es el bienestar y la seguridad tanto de las empresas como de los visitantes y residentes, y para ello, hay que hacer cumplir las leyes, igual como se lo hacen cumplir a todas las otras empresas.

 “A ellos les gusta decir que en tres años no ha ocurrido ningún accidente, pero no se puede trabajar bajo la suposición de que nunca va a pasar, porque si pasa algo es responsabilidad de la ciudad que no hizo cumplir la ley”, añadió Maggie Santos.

Sobre ese punto, el director y fundador del teatro, Miguel Ferro, argumentó que se trató de un mal entendido.

Permisos permanentes

Miguel Ferro

Por su parte la ciudad explicó que para otorgarles los permisos permanentes, los contenedores deben ser sometidos a ciertas modificaciones, como por ejemplo, habilitar un acceso para discapacitados, entre otros cambios.

Ferro alega que modificarlos implicaría la pérdida del propósito del teatro dentro del contenedor. “Entiendo que la innovación del concepto ha sido más rápida que la creación de su legislación, pero aprovechemos este concepto para crear una legislación que permita utilizarlo en todas partes, pero mientras tanto no deberíamos cerrarlo”, expuso.

A pesar de la discrepancia, ambas partes están abiertas en buscar la forma de solucionar el problema, al menos eso habían manifestado para entonces. No obstante, el pasado 7 de febrero la ciudad de Doral difundió un contundente anuncio: la licencia de Paseo de las Artes y Solare Corporation fue revocada. 

La medida se tomó en conformidad con la sección 41-81 del Código de Ordenanzas de la ciudad, en la cual se revoca el certificado de impuesto comercial y el certificado de uso a Solare Corporation que es donde reside Paseo de las Artes.

“Solare, por sí misma y en relación con el Paseo de las Artes, ha incurrido en una conducta habitual que es contraria a la salud pública, el bienestar y la seguridad de la ciudad, y viola la leyes de la ciudad, del condado o el estado”, se lee en la misiva.

El comunicado también destaca que por más de dos años, Solare y el Paseo de las Artes, así como el dueño de la propiedad, no han legalizado las estructuras y los usos en sus propiedades.

“La ciudad valora enormemente sus negocios, así como la comunidad de artistas a la que regularmente ha demostrado su apoyo. Esperamos poder resolver este problema respetando las leyes locales y estatales que existen para mantener la comunidad a salvo”, zanjó el texto.

A Miguel Ferro también le sorprendió la medida porque la licencia de Solare tiene más de ochos años (con la cual operó también Solare Coliseum Night Club), y el teatro lleva utilizando dicha licencia desde hace tres años en las  áreas conocidas como la sala Gladys Cáceres y la sala de conciertos donde no se ha hecho ninguna alteración.

Además explicó a Doral Family Journal que el terreno de Solare Corporation estuvo en venta durante todo el año 2017. “No podía invertir una cantidad importante de dinero en un terreno que estaba en venta porque cuando lo vendieran lo iba a perder. Finalmente en diciembre los dueños decidieron quedarse con el terreno. Así que me dieron la oportunidad de que la inversión podía ser redituable porque no me iban a sacar”, dijo.

A pesar de la revocación Ferro mantiene que tanto su equipo como la ciudad han trabajado de la mano durante todo este tiempo, incluso en los momentos más álgidos. “Ahorita lo que estamos abogando es que se restablezca la licencia de Solare para poder abrir el teatro y la sala de conciertos; y después conseguir una solución con los contenedores que sea económica, eficiente y que cumpla el propósito para el cual fue creado”, indicó. 

Teatro gitano frustrado

Pocos días antes de que la ciudad cerrara por completo dicho espacio, Ferro había apostado al teatro gitano a fin de cumplir su compromiso con los actores y con el público. “Con esta obra iniciamos esta aventura de hacer teatro en carpa, teatro gitano. Continuaremos así sea debajo de un puente o de una mata”, dijo en un video publicado en su cuenta de Instagram.

Al preguntarle a Miguel Ferro si cree que podrán abrir sus puertas pronto, respondió que “cuando hay voluntad, se encuentra el camino”. Sin embargo; no descarta llevar el centro artístico a otra ciudad. “Más allá de la rigidez de aplicar los códigos de la ciudad, está la parte humana que debemos trabajar juntos para hacer todo lo posible en beneficio de la comunidad”, concluyó.

Revuelo en las redes

Las redes sociales como Facebook e Instagram, fueron las plataformas escogidas del público para plasmar los diferentes argumentos en cuanto a la medida.

Aunque la mayoría planteaba la importancia del arte en nuestra comunidad, algunos manifestaron estar de acuerdo con el cierre porque consideraban que dos años es tiempo suficiente para que el teatro obtuviera sus permisos en regla, y que la ciudad no debe hacer excepciones sólo por tratarse de arte;  

Hay quienes se rehúsan a perder un espacio recreacional como este, pero que también hay quienes esperan que Paseo De Las Artes cumpla con  los códigos de la ciudad, y ponga sus permisos y licencias al día para que puedan seguir disfrutando del buen teatro.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend