Ninguna casa está completamente a salvo de inundaciones

Donde llueve, puede haber una inundación…

Más del 20% de los reclamos por inundaciones provienen de propiedades fuera de zonas de inundación de alto riesgo.

 

Por: Edda Pujadas

 

DORAL, FL –  Ninguna casa está completamente a salvo de posibles inundaciones. Así lo asegura la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) que, a través de su programa de nacional de seguro contra inundaciones, pretende concientizar a la población sobre la importancia de proteger sus propiedades frente a este fenómeno natural.

Para FEMA, el seguro contra inundaciones puede ser la diferencia entre recuperarse y ser devastado financieramente. Según el portal de internet https://www.floodsmart.gov/, sólo una pulgada de agua en una casa puede costar más de $25,000 dólares en daños materiales, por lo que las inundaciones pueden ser un evento devastador emocional y financieramente.

Las inundaciones son consideradas el principal desastre natural en América y llama la atención saber que más del 20% de las reclamaciones por inundaciones provienen de propiedades fuera de zonas de inundación de alto riesgo. En el 2016 el total de pérdidas por inundaciones fue de $3.7 billones, cifra que aumentó en el 2017 a $8.7 billones.

Sin seguro contra inundaciones, la mayoría de los residentes tienen que pagar de su bolsillo o pedir préstamos para reparar y reemplazar los artículos dañados. Mileny Santana de Soma Insurance explica que el seguro de inundación en Doral es de suma importancia debido a la frecuencia y severidad de estos eventos naturales.

“Usted puede comprar el seguro de manera voluntaria, si no esta en zona de inundación que es lo que se conoce como programa preferencial. En este caso no requiere certificado de elevación dado que el área es determinada como zona X. El programa regular está diseñado para las zonas determinadas como de inundación, por ejemplo, zona AH y en estas localidades se requiere de un certificado de elevación y otros estudios que determinan el riesgo de asegurar”, comenta Santana.

Con respecto a las zonas de inundación, Jacqueline Howard de Brightway Insurances Miami Lakes comenta que, en el sur de Florida, las zonas de inundación son AE, AH o X (preferido). “Las zonas AE y AH son consideradas de alto riesgo de inundación, sin embargo, para la zona X si bien el riesgo es bajo, siempre recomendamos el seguro de inundación ya que, donde llueve, podría inundarse”.

Howard explica que los precios de las primas contra inundación varían de acuerdo a la zona y pueden empezar entre $300 y 400 dólares anuales dependiendo de la localidad y demás especificaciones de las propiedades. “Obviamente, las pólizas para las viviendas ubicadas en las zonas X son las más económicas”.

Manifiesta Howard que lo que paga por el seguro contra inundaciones tiene mucho que ver con la cantidad de riesgo de inundación asociado con su propiedad. Es muy conveniente reducir el riesgo de inundación porque esto también lo ayudará a reducir el costo de la prima. Por ejemplo, las comunidades inscritas en el Sistema de Calificación de la Comunidad del Programa Nacional de Seguro contra Inundaciones NFIP (por sus siglas en inglés) pueden obtener descuentos en su seguro contra inundaciones.

La Guía del Propietario para el Reequipamiento de FEMA (https://www.fema.gov/homeowners-guide-retrofitting) puede ayudarlo a decidir el método correcto para mitigar los daños y pérdidas futuros al considerar varios factores, como los riesgos para su hogar, los requisitos de permisos, las limitaciones técnicas y los costos. Esta guía también lo ayuda a desarrollar una estrategia de protección contra inundaciones.

También es importante saber que elevar su casa puede implicar ahorros en las primas de inundación que van desde un 30% hasta un 60% e incluso puede obtener ayuda con el costo de elevar su propiedad a través de uno de los diversos programas de subvenciones de FEMA. Las subvenciones son administradas por los estados y cada estado decide qué proyectos financiará y por cuánto.

Es igualmente importante que reduzca los riegos de daños por inundación antes de una tormenta, por ejemplo, elevando los servicios públicos críticos como paneles eléctricos, interruptores, enchufes, cableado, electrodomésticos y sistemas de enfriamiento; limpiando los escombros de las canaletas y bajantes; moviendo muebles, objetos de valor y documentos importantes a un lugar seguro y preparando un kit de suministros de emergencia con alimentos, agua, medicinas y baterías entre otros insumos.

Debe planificar y practicar una ruta de evacuación de inundaciones, haga también un plan para mascotas y obviamente, verifique las coberturas y alcance de su póliza de seguro. Tome fotos y videos para realizar un inventario del hogar y mantenga un registro de todos los artículos y objetos de valor más importantes de su propiedad. Esto es de gran importancia al presentar reclamos de seguro.

Para iniciar un reclamo del Programa Nacional de Seguro contra Inundaciones debe informar su pérdida de inmediato a su agente o compañía de seguros y preguntarles sobre los pagos anticipados, prepararse para la inspección en la que un tasador de seguros verificará los daños y luego trabajé con el para determinar qué cubre su póliza, discutir el proceso de reclamos y determinar sus próximos pasos. Para obtener más información sobre el proceso de reclamos de NFIP, visite FEMA.gov.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend