Reunificar a Estados Unidos: El Gran Reto para Biden

“Si una nación está dividida,

esa nación no podrá mantenerse en pie.

Y si una familia está dividida,

esa familia no podrá subsistir.”
Marcos 3, 24-25

 

Por: María Alejandra Pulgar

 

La reunificación del país después de la Guerra Civil tomó 14 años; por lo tanto, sería un error pensar que la administración Biden reparará en cuatro años la profunda fractura que sin duda existe en la sociedad estadounidense.

Joseph R. Biden Jr. ganó las elecciones presidenciales con el voto popular históricamente más alto (81,281,502 de votantes) y 306 votos electorales, resultado ratificado por todos los estados y el Congreso de Estados Unidos, independientemente de las supuestas circunstancias ilegales que el presidente Trump y sus seguidores intentaron demostrar sin éxito en diferentes instancias.

Un estudio realizado por Pew Research en 2020, hacia el final de la campaña presidencial, encontró que más del 50% de los estadounidenses encuestados confían en que Biden será un presidente capaz de “acercar al país”. Los problemas que los Estados Unidos enfrentan actualmente van más allá de la economía o la salud pública, sino que se acercan más a la pérdida de valores morales y culturales que solían definir a la nación.

Será necesario no solo el liderazgo del presidente sino también la buena voluntad de toda la sociedad para construir puentes entre las profundas divisiones partidistas y restaurar el alma de Estados Unidos.

 

Modelos a seguir y valores tradicionales

Cada estudiante en Estados Unidos aprende en Ciencias Sociales que los valores culturales centrales del país son la libertad, el autogobierno, la igualdad, el individualismo, la diversidad y la unidad: Libertad para pensar, hablar y actuar siempre que no ofenda la libertad y los derechos de otros; Autogobierno para poder opinar sobre cómo se dirige el gobierno; Igualdad para ser tratado de manera justa, con dignidad y con acceso a todas las oportunidades para triunfar; Individualismo para respetar la independencia de expresión, la privacidad y las iniciativas únicas; Diversidad para permitir la representación de diferentes tradiciones y valores culturales y Unidad para apoyar siempre a la república y la democracia.

Los funcionarios electos en todos los niveles de la sociedad son los principales modelos públicos para la aplicación de esos valores. Parte de su compromiso con el servicio público implica comprender que la vida de los oficiales se convierte en un ejemplo para los electores, especialmente para las generaciones más jóvenes. Cuando un individuo que desempeña un cargo exhibe comportamientos que van en contra de esos valores y ellos resuenan con sectores de la sociedad que imitan ese comportamiento, es necesario utilizar mecanismos de aplicación de la ley para restaurar el orden y corregir el camino para evitar consecuencias trágicas.

Además, los funcionarios del gobierno prestan juramento de defender y respetar la Constitución y las leyes del país. El estado de derecho se aplica a todas las personas, independientemente de su función en la sociedad; por lo tanto, la sociedad se deteriora cuando el gobierno no aplica los procedimientos creados para hacer cumplir las leyes.

La sociedad debe tener la madurez necesaria para aplicar los mecanismos legales y destituir oportunamente de sus cargos a aquellos servidores públicos que no respetan el estado de derecho. Los individuos deben aprender que el gobierno no es una entidad distante sino una institución creada para garantizar el bienestar de la sociedad.

En este momento en los Estados Unidos, es responsabilidad de todos los ciudadanos estar al tanto del desempeño de sus funcionarios electos para asegurar que este país continúe siendo la tierra de la libertad y las oportunidades para todos. La presidencia de Trump fue un experimento de la sociedad estadounidense, al entregarle el cargo más alto del país a una persona sin antecedentes políticos pero con una personalidad arrolladora, lo que lo hacía atractivo para un grupo que sentía que sus necesidades estaban siendo ignoradas por el establishment hasta ese momento.

Setenta millones de estadounidenses manifestaron con su voto que el presidente Trump todavía era la persona que mejor representaba sus esperanzas y necesidades. El presidente Biden recibe a un país profundamente dividido, con una porción de ciudadanos que dudan del valor de las instituciones y su capacidad para proteger y trabajar por sus necesidades.

Sin embargo, se espera que su experiencia como vicepresidente y senador le dé la visión y el liderazgo para enviar los mensajes y organizar los esfuerzos para restaurar pacíficamente la fe de todos los estadounidenses en las instituciones y, además, la capacidad de recuperarse juntos de la crisis económica y sanitaria que enfrenta hoy el país.

 

Trabajar para restaurar el alma de América

Los valores fundamentales de la sociedad estadounidense deben inculcarse, modelarse y aplicarse desde casa. Aunque los funcionarios electos en todos los niveles son modelos a seguir para los ciudadanos, la principal fuente de modelos de comportamiento para los miembros más jóvenes de la comunidad son las familias y las escuelas.

Para cumplir con esa responsabilidad, necesitan el apoyo de todas las instituciones que brinden recursos y oportunidades, y es ahí donde el gobierno debe estar activo en escuchar las necesidades de la gente.

El mayor desafío de la administración Biden será definir y aplicar rápidamente métodos efectivos para llegar y ganar la confianza de aquellos que no apoyaron su candidatura. Escuchar sus necesidades con mente abierta y sin juzgar facilitará el camino para comenzar un proceso de curación del alma estadounidense que seguramente llevará más de cuatro años para completarse. Es fundamental que comience lo antes posible.

 

One thought on “Reunificar a Estados Unidos: El Gran Reto para Biden

  • February 4, 2021 at 7:46 am
    Permalink

    Efectivamente, le espera al Pdte. una labor de filigrana donde la restauracion de los valores democracticos sea su principal prioridad siendo el entendimiento fraternal el fundamento esencial del nuevo orden social imperante en la primera potencia mundial y que esta comprension trascienda allende los mares para corregir los exabruptos trumpianos sin pies ni cabeza como la suspension de las remesas a Cuba habida cuenta que el golpe mortal no lo sufre la cupula gobernante -que pervive sin ninguna macula- sino las familias que se benefician con los envios, en la solucion de sus multiples problemas de salud y bienestar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend