Sophia Lacayo: Ser un servidor público lleva sacrificios y sobre todo, compromiso

Por Sophia Lacayo

Para mí, como madre y empresaria, lograr el equilibrio es imprescindible para alcanzar el éxito. Mis hijos ocupan una posición de privilegio obvio en cada una de las decisiones que enfrento. Dicho esto, existen elementos en cada uno de los entornos que o fortalecen o debilitan la llamada área de confort, de confianza o de duda e incertidumbre: la familia, los empleados, tus compañeros, los maestros.

En referencia al tema estudiantil he estado muy pendiente al proceso de selección y nombramiento del nuevo superintendente de la junta escolar de Miami Dade quien será el sucesor de Alberto Carvalho. Trámite que, para muchos, es acelerado y carente de transparencia

Un total de 16 personas presentaron sus candidaturas y dos se retiraron del proceso, aunque en realidad son tres marcados favoritos: El doctor José Dotres, quien trabajó para las escuelas de Miami-Dade y funge como actual superintendente sustituto del condado Collier, Jacob Oliva, canciller de Educación Pública del estado y la doctora Rafaela Espinal, con experiencia en el Departamento de Educación en Nueva York.

Al parecer existe prisa, el reloj comienza la cuenta regresiva hasta el 3 de febrero, fecha que debe ser el último día de Carvalho.

La decisión escapa de las manos del contribuyente, y los residentes del condado y por supuesto los de mi distrito somos meros espectadores, a la espera de la definición. Como cuando los fieles aguardan el humo blanco en la chimenea del Vaticano para conocer al nuevo Papa. Este llevará las riendas de la Iglesia Católica, el que gane en la batalla terrenal de Dade, los escenarios que involucran a nuestros niños.

Se destapó una gran polémica, ya que varios entendidos consideran que los requisitos exigidos a los aspirantes a superintendente se construyeron como sastre, a la medida del curriculum vitae de Dotres: un mínimo de siete años de experiencia como educador, haber sido director de escuela, poseer conocimientos en administración, tener un Master o mejor un Doctorado y ser buen comunicador.

La doctora Martha Pérez, miembro de la Junta escolar condal en una reciente intervención en la emisora Actualidad Radio, donde tenemos el espacio de Empodérate, dijo que algunos de sus colegas “prefieren una persona que le guste menos la prensa que al superintendente Carvalho, que sea más sencilla y que, a lo mejor, haga las cosas que ellos quieren”. Mejor o peor está por verse.

El superintendente, enfrentará un escenario desafiante y tendrá en sus manos un presupuesto de 7 mil millones de dólares y una población estudiantil que califica como la quinta de todos los EEUU.

Lo cierto es que, sea quien sea, el que se lleve el cetro, o mejor aún, la selección debe tomar en cuenta como aportar mejor a la comunidad y a las escuelas que a su carrera personal. Ser un servidor público lleva sacrificios y sobre todo, compromiso.

 

Artículo pagado por ‘Mujer Empodérate’

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend