¿Deben conducir las personas mayores de 65 años?

 

Edda Pujadas

 

¿Las personas mayores de 65 años deben conducir? Esta interrogante ha surgido, luego de que la Asociación Americana del Automóvil (AAA) sugiriese que las personas que hayan superado esta edad tendrían que considerar una jubilación del volante.

La AAA señala que, cuando la visión y la coordinación empiezan a fallar y algunas enfermedades comienzan a aparecer, lo más prudente es dejar de conducir. Argumentan que las personas de edad avanzada (de 65 años o más) deben dejar de sentarse frente al volante de un vehículo, al mismo tiempo que empiezan la jubilación del trabajo.

Explica la AAA que las personas mayores de 65 años que aun manejan un automóvil representan un 18% de todos los conductores del país y según las estadísticas, son justamente ellos quienes tienen más riesgos de morir o resultar heridos en un accidente de tránsito e incluso, causar daño a un tercero.

De acuerdo con estadísticas públicas Departamento Estatal de Seguridad Vial y Vehículos de Motor (FLHSMV), 40 millones de conductores en Estados Unidos tienen más de 65 años y más de 3.7 millones están registrados en la Florida. De estos últimos, 1,201,858 tienen entre 65 y 69 años, 1,710,937 tienen entre 70 y 79 años; 701,070 entre 80 y 89 años y 111,425 tienen más de 90 años.

Si bien muchos consideran que el momento adecuado para dejar de conducir varía de acuerdo a cada quien, las cifras que maneja la AAA evidencian que, en el 2016, más de 200,000 conductores mayores de 65 años sufrieron heridas y más de 3,500 fallecieron por un accidente automovilístico en Estados Unidos. Por su parte, el Departamento Estatal de Seguridad Vial y Vehículos de Motor (FLHSMV) indica que, en el estado de la Florida, 358 personas mayores de 65 años murieron ese mismo año y 1,849 resultaron incapacitados en un accidente vehicular.

Una parte importante del estudio realizado por la AAA indica que más del 80 % de los conductores de edad avanzada no está hablando con sus familiares y médicos sobre su capacidad o no de seguir detrás del volante de un automóvil, por lo que insta a los miembros de la familia a estar atentos a cambios peligrosos en las personas cuando están al volante, como dormirse al manejar, tener problemas para mantenerse en un carril, o si han sido diagnosticadas con alguna enfermedad que limita su capacidad, como Alzheimer, artritis, cataratas o glaucoma. También si se nota un aumento en la cantidad de infracciones de tránsito o choques menores en el vehículo.

Ahora bien, hay que tomar en cuenta también que el mismo estudio de la AAA, especifica que los adultos mayores que han dejado de conducir tienen casi dos veces más probabilidades de sufrir depresión, por lo que los médicos señalan que no todas las personas son iguales y que lo que es realmente importante es que los conductores mantengan sus habilidades para conducir.

¿EDAD O HABILIDAD?

Luis César Guerrero tiene 91 años de edad y en octubre se le vence su licencia de conducir, así que esta vez no la va a renovar. “He manejado toda mi vida, pero ahora siento que la visión me está fallando y sería peligroso para mí y para los demás que siguiera conduciendo. Ahora, decir que debemos dejar de manejar desde los 65 años es una exageración”.

Para Guerrero, fijar este límite en 80 años sería lo realmente adecuado. “Quizás fuese oportuno que, después de que las personas cumplan 65 años de edad, deban hacerse chequeos médicos anuales para mantener su licencia de conducir activa. Es decir, así como se le hacen revisiones a los carros que también se le hagan a los conductores, pero dejar de manejar a los 65 años no tiene ningún sentido.”.

Juan Márquez, quien tan sólo tiene 18 años y lleva poco tiempo conduciendo, apoya el punto de vista de Guerrero, pues considera que hay personas mayores de 65 años que no se han retirado y siguen activos y trabajando. “Manejar es indispensable para poder trabajar en Miami, así que impedirles conducir es como quitarles el trabajo, esto sin contar lo difícil que sería para ellos ir al médico o comprar sus medicinas. Creo que debe depender de las capacidades de cada quien y no de su edad.”.

Antonia Arias tiene 73 años de edad y ella, manejar siempre ha sido un tema de mucha responsabilidad. “Creo que cada persona que asume el control de un carro debe estar en plenas capacidades físicas y mentales. Con los años vamos perdiendo muchas destrezas y si bien 65 años puede ser una edad temprana para dejar de manejar, creo que si es el momento adecuado para que las personas se hagan chequeos médicos con más frecuencia para determinar si pueden seguir conduciendo o no”.

A Jorge Evaristo, de 50 años, le parece un poco exagerado que los 65 años sea una edad sugerida para dejar de manejar. “Definitivamente, este es un asunto que no tiene nada que ver con la edad, si no con las capacidades mentales, físicas y motoras de cada individuo. No podemos limitar a una persona por sus años, lo verdaderamente importante es su habilidad y responsabilidad frente al volante”.

Pericles Ortiz tiene 23 años y si bien no está muy seguro de cuál sea la edad adecuada para dejar de conducir, considera que, con el pasar de los años, los reflejos de las personas disminuyen. Por ejemplo, en autopistas como la 836, donde el límite de velocidad mínimo es de 40 millas, me consigo conductores de edad avanzada que van a 30 millas por el canal rápido y esto es peligrosísimo para todos los que estamos en la vía, por lo que creo que es mejor que se movilicen con trasportes especiales para personas de la tercera edad”.

Bernie Hernández tiene 64 años y comentó: “Entonces, de ser así, el año que viene me quedo sin trabajo”. Bernie trabaja haciendo servicio de transporte especializado a un centro de cuidado de ancianos y conduce un promedio de 150 a 160 millas diarias, además de conversar, atender y ayudar a sus muy especiales pasajeros.

“Esto de establecer edades límites para poder manejar es un asunto de mucho cuidado y yo no creo que dependa de un número, sino de exámenes médicos que midan si aún eres capaz de seguir manejando y de ser responsable de las personas que te acompañan en tu vehículo.”, comenta Hernández.

Vivían González tienen 67 años y aun maneja. “Y cómo se supone que voy a dejar de manejar si soy yo quien hace las compras en mi casa, llevo a mi esposo al médico y hasta busco a mis amigas para ir juntas a los sitios donde hacemos obras de caridad o simplemente, para tomarnos un café en las tardes. No creo que mi edad sea un impedimento para conducir, lo que podría serlo es que vaya perdiendo destrezas visuales o motoras”.

 

 

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *