¿Están preparadas las calles de Doral para el regreso a clases?

La meta principal es aliviar el tráfico

 

Las mejoras en el sistema de drenaje frente a la Escuela Eugenia B. Thomas, el inicio de la Fase II del programa de control de velocidad en el Parque Vanderbilt y la futura instalación de dos semáforos de la 74 calle forman parte de los proyectos actuales y próximos de la Ciudad de Doral para mejorar el tráfico y brindar seguridad en las vías

 

Edda Pujadas, @epujadas

 

A pocos días de iniciar el nuevo año escolar  2018-2019, los padres, alumnos, maestros y residentes en general se preguntan sí las calles de la ciudad de Doral están preparadas para el regreso a clases y el impacto que ésto genera en el tráfico diario?

Para dar respuesta a esta interrogante, uno de los aspectos que destacó la Ciudad de Doral fue la culminación de los trabajos de drenaje de aguas en la 114 avenida entre las calles 58 y 60, al frente de la escuela Eugenia B. Thomas, los cuales disminuirán la posibilidad de inundaciones en la zona.

Maggie Santos, vocera de la Ciudad de Doral, manifestó que el Departamento de Obras Públicas ha estado trabajando arduamente para lograr que estas labores estén culminadas antes del inicio de las clases y no signifiquen una interrupción en el tráfico. “Este proyecto incluye la instalación de un nuevo sistema de drenaje, la repavimentación de la calle, nuevo rayado de señalización y la restauración del sitio.”.

Igualmente, Santos hizo mención a los trabajos para propiciar la disminución de la velocidad de los conductores en la zona cercana al Parque Vanderbilt, los cuales se iniciarán este próximo 15 de agosto e incluyen trabajos como la instalación de islas en la102 avenida entre la 27 calle y la 27 Terrace, así como de redomas en la 99 Avenida entre la 28 Terrace y la 27 calle.

Otra manera de controlar la velocidad en esta área será la instalación de las llamadas tablas de disminución de velocidad que estarán localizadas en la 28 Terrace al este de la 102 avenida y al oeste de la 97 avenida, en la 27 Terrace al este de la 102 avenida y al oeste de la 97 avenida y en la 27 calle al este de la 100 Avenida.  Estos trabajos tienen una duración promedio de seis meses.

Santos agregó que la primera fase de este proyecto de regulación de velocidad fue finalizada en el 2015 e incluyó la instalación de señales de límite de velocidad de 25 MPH, señales de restricción del giro a la derecha en la 97 Avenida durante las horas pico de la tarde y la colocación de una señal de STOP para todos los sentidos en la 99 Avenida con la 26 calle.

Otro de los anuncios en materia de tránsito que hizo Maggie Santos fue la instalación de semáforos en la 74 calle en la intersección con las avenidas 102 y 97. “Después de varias conversaciones, el Acuerdo de Participación Conjunta entre la Ciudad de Doral y el Condado de Miami-Dade fue aprobado por el Comité de Transporte y Obras Públicas de Miami-Dade, lo que va a permitir la colocación de estas señales de tráfico”.

“Ya un 90% de los planos para estos semáforos fueron sometidos ante el Condado de Miami-Dade, por lo que aspiramos que la construcción de este proyecto pueda iniciarse antes de que finalice este año. Una vez que estén colocados, estoy segura de que disminuirán las multas y los accidentes por exceso de velocidad en la 74 calle de Doral”.

… Y LOS CONDUTORES?

Si bien es cierto que las calles de Doral tienden a colapsar durante los primeros días del año escolar, por los altos niveles de tráfico en las zonas escolares, también hay que señalar que los conductores y peatones deben poner de su parte, siguiendo las instrucciones de tránsito de los agentes policiales y del personal de seguridad de las escuelas.

Como ya es costumbre, la Policía de Doral implementará su acostumbrado operativo de regreso a clases en todas las escuelas de la ciudad, incluyendo las públicas y las charter, donde hay agentes de la Unidad Escolar que están altamente capacitados en la atención a los niños y en el resguardo a las zonas estudiantiles.

Las primeras semanas de clases los oficiales de policía redoblan su trabajo, ya que deben estar muy pendientes porque hay padres nuevos que no conocen el sistema y los que no lo son tienen que acostumbrase de nuevo a la rutina escolar. También hay muchos niños que cambian de grado y por ende, los horarios o las escuelas ya no son los mismos y tienen que adaptarse a esto.

Es de suma importancia que, tanto para peatones como para conductores sigan las normas de tránsito escolares para lograr un mejor desplazamiento y evitar accidentes o multas. Los peatones deben cruzar la calle con precaución y solamente en los cruces designados para ello, mirar a ambos lados antes de cruzar la calle, entender y asumir que los conductores pueden distraerse y estar siempre alertas y conscientes de su entorno.

Por su parte, los conductores deben asumir que los peatones están siempre presentes, tener cuidado de su entorno, no perder el control visual, evitar distracciones, asegurarse de que todos los ocupantes del vehículo lleven bien puestos los cinturones de seguridad, nunca exceder el límite de velocidad establecido en las zonas escolares y respetar las indicaciones de las personas encargadas del control del tráfico en las horas de las entradas y salidas de los colegios.

Realmente, un exitoso regreso a clase en materia de tránsito depende de muchos factores que incluyen el estado de nuestras calles y carreteras, la vigilancia y control policial y el comportamiento de conductores y peatones, por lo que es importante que cada uno de nosotros hagan su mayor esfuerzo para evitar congestiones vehiculares.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend