LA IMPORTANCIA DE LA RECONSTRUCCION MAMARIA

Parte integral del tratamiento de cáncer de seno cancer

La reconstrucción mamaria es considerada parte esencial del tratamiento y rehabilitación de las pacientes con cáncer de mama, habiéndose demostrado que disminuye los trastornos psicológicos asociados a la mastectomía

 

Edda Pujadas, @epujadas

 

Como ya sabemos, octubre es considerado el “Mes de la Sensibilización sobre el Cáncer de Seno”, fecha que se celebra a nivel mundial con el objetivo de aumentar la atención y el apoyo prestados a la sensibilización, la detección precoz, el tratamiento y los cuidados paliativos de esta enfermedad.

Según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, cada año se producen 1,38 millones de nuevos casos de cáncer de seno y un aproximado a los 500 mil fallecimientos por esta causa. Afortunadamente y en gran parte, gracias a la detección temprana, las tasas de supervivencia son cada vez mayores, dependiendo de la etapa de la enfermedad.

Y es precisamente para esa gran cantidad de mujeres que logran ganarle la batalla al cáncer que la reconstrucción mamaria se ha vuelto parte integral de su recuperación. Muchas mujeres que se han hecho una mastectomía (operación quirúrgica para extirpar todo el seno con el fin de tratar o prevenir el cáncer) tienen la opción de reconstruir la forma del seno que fue extirpado.

IMPACTO MEDICO Y PSICOLOGICO

“Se considera que una mujer no está curada hasta que no tiene una mama reconstruida satisfactoriamente”. Así lo afirma el doctor Rafael Gottenger, renombrado cirujano plástico de la ciudad de Miami, quien explica que las nuevas técnicas médicas y la utilización de dispositivos actualizados permiten crear una mama que está muy cerca, en forma y apariencia, a un seno natural.

“Recordemos que las mamas de la mujer son un símbolo esencial de la feminidad desde tiempos remotos, por lo que la reconstrucción mamaria debe considerarse una parte esencial del tratamiento y rehabilitación de las pacientes con este tipo de cáncer, habiéndose demostrado que disminuye los trastornos psicológicos asociados a la mastectomía”, agrega el doctor Gottenger.

Entre los trastornos psicológicos asociados con la mastectomía podemos señalar depresión, sensación de falta de feminidad, una imagen corporal negativa, ansiedad, alteraciones en el comportamiento en las relaciones de pareja y sociales, pérdida del interés sexual, sensación de mutilación y desesperanza, sentimientos de culpa, vergüenza, temor y abandono. Mientras que, las alteraciones físicas más frecuentes son los problemas en la columna vertebral, resultado de la diferencia de pesos entre la zona amputada y la sana y las contracturas musculares que pretenden buscar un nuevo equilibrio.

Comenta el Dr. Gottenger que, en el pasado, la paciente que sufría de cáncer de seno, no solo tenía que enfrentar y padecer su enfermedad, sino que también debía pasar por una doble amputación… amputación física del seno y amputación psicológica por la pérdida de la mama y por ende, de parte importante de su esencia femenina.

“Hoy en día la reconstrucción mamaria a avanzado a un punto que no solo devuelve lo perdido, sino que también le permite a la mujer recuperar su feminidad, la confianza en sí misma e incluso, en muchas ocasiones, los resultados son tan buenos que sus senos lucen mucho mejor que antes de la mastectomía”.

“El objetivo que se plantea con la reconstrucción mamaria es intentar recuperar la imagen corporal y mejorar la calidad de vida de la mujer mastectomizada, por lo que forma parte de la terapéutica del cáncer de mama, así como del proceso de rehabilitación post-mastectomía”, explica el Dr. Gottenger.

Es importante dejar claro que, para poder llevar a cabo una reconstrucción mamaria es necesario que haya un control de la enfermedad tanto a nivel local como a nivel sistémico y un deseo expreso de la paciente a realizarse esta cirugía. Para ello y en función de la técnica utilizada en la mastectomía, la calidad y cantidad de piel remanente, los tratamientos a que ha sido sometida, la edad de la paciente, el pronóstico de la enfermedad y los deseos de la paciente, se dispone de varias opciones quirúrgicas.

El Dr. Gottenger también aclara que la paciente que se evalúa y es tratada para una cirugía reconstructiva tiene que tener expectativas reales de lo que es una reconstrucción de mama y de los pasos que debe seguir. “Debe someterse a una evaluación médica completa y específica que incluye sus características anatómicas, luego se le presentan una serie de opciones a la paciente para su reconstrucción y en cuantas etapas se puede lograr”

“Es igualmente importante eliminar los factores de riesgo como el cigarrillo, la historia de las radiaciones recibidas y enfermedades como la diabetes y/o la obesidad, entre otras. Es indispensable elegir un buen cirujano plástico, para lo cual puede basarse en la recomendación de otros pacientes, la referencia de su médico primario y/o cirujano oncólogo y en que el médico posea la certificación del American Board of Plastic Surgery, por su denominación en inglés.”

Durante su experiencia en la realización de reconstrucciones mamarias, el Dr. Gottenger manifestó que su mayor satisfacción ha sido ver renacer a sus pacientes. “Estas mujeres viven una tormenta en su vida y aunque se piense que los cirujanos plásticos solo hacemos la reconstrucción de seno, la realidad es que uno crea una relación muy cercana con estas pacientes por un largo tiempo, lo que nos permite conocerlas, entender por la pesadilla que están pasado y al final del proceso, nos queda la alegría de saber que uno pudo ayudar a ese ser humano a superar esa etapa tan gris de su vida.”

cancer-seno-interna-113Si desea mas información, puede llamar al 305.669.0900 o visitar la página web: www.myplasticare.com/

 

TESTIMONIO DE VIDA 

Yennylin Sardi Sánchez es una de esas mujeres que le ganó la batalla al cáncer del seno. Con la alegría que siempre la ha caracterizado, la misma que la ayudó a superar esta enfermedad, nos comenta que el optimismo, su infinita fe en Dios y el respaldo incondicional de su familia fueron piezas claves en su recuperación.

“Cuando me diagnosticaron el cáncer, pero me recomendaron realizarme quimioterapia y así lo hice. Tras lograr que se redujera el tumor, me operaron y luego me aplicaron radiaciones que, gracias a Dios, permitieron que me recuperará para luego hacerme una cirugía radical y no correr nuevos riegos”, relata Yennylin.

“Luego conocí a los doctores Pedro Meneses y Zoe Pujadas en Caracas, Venezuela, quienes me ayudaron en el proceso de reconstrucción mamaria y realmente, empecé a ver todo esto como un reto que me había puesto Dios en el camino y con mucha fe logré superarlo. Creo que lo más importante es que lo asumí con optimismo y acompañada por las personas importantes en mi vida”.

A pesar de que Yennylin nunca se sintió realmente enferma y jamás pensó que iba a morir en medio de este largo proceso, el haberse realizado la reconstrucción mamaria le ha dado la oportunidad de dar un paso firme y definitivo en su plena recuperación. “Hoy en día le agradezco mucho a Dios y a la Virgen del Valle por haberme ayudado a recuperar mi vida”.

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend