Ley SB 732 Pretende Regular Centros De Cirugías Cosméticas.

Ante el incremento de procedimientos estéticos con resultados fatales… la senadora Anitere Flores, presentó este proyecto de ley que busca exigir responsabilidad a las clínicas estética donde han fallecido pacientes.

 

Por: Edda Pujadas

 

Miami se ha convertido en un imperio de cirugía plástica que atrae a pacientes de todo Estados Unidos con la promesa de cirugías económicas y resultados que cambiarán sus vidas. Sin embargo, esto no es siempre así, pues cada día son más las mujeres que fallecen o resultan con lesiones graves tras someterse a procedimientos estéticos realizados por personal no calificado.

Ante esta creciente realidad, los miembros del Comité de Políticas de Salud del Senado de la Florida votaron por unanimidad para aprobar el proyecto de ley SB 732, presentado por la senadora Anitere Flores, que ordenaría al Departamento de Salud del Estado establecer los requisitos para el registro de las clínicas estéticas, así como imponer ciertas regulaciones.

El proyecto de ley SB 732 también aumentaría la capacidad del estado para hacer cumplir esas regulaciones al poder revocar el registro de un centro cosmético, restringir la reapertura de nuevas oficinas e imponer multas, por ejemplo. Igualmente, establecería tres niveles diferentes para la cirugía de oficina, desde el nivel 1, que serían procedimientos simples como extirpar un lunar, hasta el nivel III, que sería más complicado y requeriría un anestesiólogo en el lugar.

La iniciativa de la senadora Flores busca que tanto los médicos que practican las cirugías estéticas, como los centros en los que éstas se realizan estén debidamente capacitados y regulados. Por su parte, la Junta de Medicina de Florida ya se encuentra revisando las reglas que permiten la liposucción en las oficinas de los médicos, de hecho su vicepresidente, Héctor Vila, solicitó que se reabran las reglas sobre la liposucción y específicamente, las regulaciones sobre los injertos de grasa glútea, mejor conocidos levantamientos de glúteos.

Estos casos sucedidos en Miami también han hecho que varias organizaciones de cirugía plástica, entre ellas la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos, la Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética y la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética, estén instando a las Junta de Medicina a proporcionar a los pacientes información adicional sobre los procedimientos.

MAS ALLA DE LA VANIDAD

Para respaldar los argumentos que llevaron a la senadora Flores a impulsar este proyecto de ley, basta con irse a las noticias más recientes que evidencian que en Miami han sido detectadas varias clínicas que ofrecen operaciones muy baratas para llamar la atención de personas que, en nombre de la vanidad, andan buscando gangas y con frecuencia escogen lo más económico que no siempre es lo de mejor calidad.

Generalmente, son propiedad de inversores y promocionan sus servicios en las redes sociales con los precios de descuento, pero las promesas del cuerpo ideal se desvanecen tras el peligro de rostros desfigurados, cicatrices imborrables, órganos dañados, mutilaciones, deformidades y en algunos casos más extremos, hasta la muerte.

Estas clínicas, que muchas veces no están debidamente certificadas, funcionan como una línea de ensamblaje de fábrica, donde médicos individuales, algunos de ellos con poca capacitación especializada, operan hasta ocho pacientes por día. Esto ha generado muertes y lesiones que no fueron el resultado de complicaciones inevitables, sino de graves errores y procedimientos que fueron mucho más allá de los límites de la seguridad.

Si bien, en la actualidad, el Departamento de Salud de Florida tiene el poder de imponer suspensiones de emergencia en instalaciones que representan una amenaza pública, las regulaciones legales se hacen cada vez más urgentes en protección del paciente que, muchas veces, ni siquiera sabe qué deben preguntar y sólo busca verse bien al menor costo posible.

CERTIFICACION E INFORMACION

Desafortunadamente, la desinformación es uno de los errores que cometen muchos de los pacientes a la hora de decidir someterse a una cirugía estética. Por ejemplo, saber si el cirujano plástico que lo va a operar está certificado es la primera de muchas preguntas que debe hacerse antes de entrar a un quirófano.

Por ejemplo, cuando se realizan procedimientos médicos que no son estéticos, generalmente, están ya previamente referidos de un médico primario o pertenecen a la red de algún seguro y en ambos casos, las credenciales ya han sido verificadas. También tengan en cuenta que, por lo general, los médicos que ofrecen servicios cosméticos no suelen trabajar dentro de un sistema hospitalario, sino en un consultorio propio.

Esto quiere decir que, sí usted está pensando en realizarse un procedimiento de cirugía plástica estética, el primer paso es encontrar un médico certificado por la Junta Americana de Cirugía Plástica (ABPS, por sus siglas en inglés). Otra importante pregunta para su médico, sería saber qué alternativas tiene en caso de complicaciones, como, por ejemplo, acceso urgente a algún centro hospitalario.

Igualmente, es importante que recuerde que toda operación tiene sus riesgos y las cirugías plásticas no son la excepción; desconfié de los sitios en los que se realizan varios procedimientos simultáneamente; no se deje llevar por tarifas y planes excesivamente económicos y verifique que no sólo el médico, sino también la institución esté autorizada para realizar el tipo de operación que se requiere.

Sea aún más acucioso: consulte con el cirujano si usted está apto para someterse al procedimiento quirúrgico y si debe practicarse algún examen físico, médico o psicológico. Averigüe cómo será exactamente la preparación para la cirugía, el procedimiento y su recuperación. Verifique la calidad e higiene de los materiales que se van a utilizar y siga las recomendaciones de su cirujano para que su recuperación sea la mejor. Si tiene complicaciones, comuníquese con él directamente.

Estas preguntas no sólo le servirán para saber la calificación de la persona que lo va a operar, del lugar al que está acudiendo y cómo será su procedimiento, sino también para demostrar que usted es un paciente plenamente informado, al que será difícil y peligroso tratar de engañar con falsas promesas.

Recuerde también que el Departamento de Salud de la Florida cuenta con el servicio “Medical Quality Assurance”, donde puede verificar la licencia médica, historial de estudios, certificaciones profesionales e historial de sanciones disciplinarias de los profesionales de la medicina con tan sólo acceder a la página: http://flhealthsource.gov/.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend