Más del 60% de los ciber fraudes se originan desde los teléfonos celulares

Ahora también por WhatsApp!!!


Reconocer y entender que usted sí puede ser una víctima, es el primer paso para prevenir este tipo de fraude

 

Por: Edda Pujadas

 

DORAL, FL – Si bien es cierto que las tareas cotidianas como hacer compras y trámites bancarios o simplemente trabajar y estudiar se vuelven más rápidas y sencillas con el uso de internet, el uso de las nuevas tecnologías ha hecho que nuestra información personal sea más vulnerable y nos exponga más fácilmente al fraude.

Según la última encuesta realizada por la empresa Data Conectors, el ciber crimen costará $6 billones de dólares para el año 2021 y más del 60% de este tipo de fraude se origina desde dispositivos móviles. Este estudio también indica que el 43% de las empresas fueron víctimas de una violación de seguridad cibernética en los últimos 12 meses.

Hay delincuentes que utilizan internet para defraudar a millones de personas cada año. Mediante software y servicios digitales, engañan a la gente para que les envíen dinero o logran obtener su información personal, lo cual les permite acceder a sus números celulares e incluso a datos familiares que permitan hacer extorsiones.

Si bien a nivel mundial hay miles de casos de estafas cibernéticas o telefónicas, Rey Valdes, oficial de información pública de la Policía de Doral nos informa que un aspecto común en la mayoría de las estafas es el uso de datos personales obtenidos a través de internet. Nos relató el caso de una señora que recibió una llamada por teléfono en la que le decían que su nieto había sido responsable de un accidente de tráfico.

“Lógicamente, se aprovecharon de la vulnerabilidad de la señora para pedirle que mandara por Fedex $7,500 a una dirección en Doral para evitar que su nieto fuese a prisión y así lo hizo. Cuando su esposo se percató de lo sucedido fue a la policía de Orlando (donde se encontraban en ese momento) y ellos se comunicaron con nosotros. Montamos la vigilancia requerida en el sitio de destino del sobre de Fedex y logramos atrapar a los implicados”, comenta Valdes.

Otro caso que recuerda Valdes, es el de una joven que recibió una llamada en la que se le decía que había sido identificada como miembro de una red de narcotráfico y lavado de dinero y que sus cuentas estaban comprometidas. La única forma era dar una muestra de buena fe, mandando $20,000 en efectivo a una dirección en Nueva York.

Otros casos han estado relacionados con solicitudes de transferencias para evitar cargos policiales y/o ayudar a familiares, por ejemplo y el manejo fraudulento de cuentas bancarias también es reportado con frecuencia. “Como pueden ver, el manejo de información personal y números telefónicos es el común en estos casos”, agrega Valdes.

De acuerdo a la página web https://www.usa.gov/ del gobierno de Estados Unidos, algunos ejemplos comunes de fraude cibernético incluyen la filtración de datos confidenciales (personales o financieros). Puede ocurrir que los datos sean robados desde su computadora personal o por una compañía que tenga su información personal.

Señalan, igualmente, la existencia de programas maliciosos o “malware” diseñados para dañar computadoras y sistemas informáticos. Los “phishing” o “spoofing” es cuando los estafadores utilizan correos electrónicos falsos, mensajes de texto o un sitio web de imitación para intentar robar su información personal o su identidad. Ellos tratarán de averiguar sus números de tarjetas de crédito, de cuentas bancarias, pines de tarjetas de débito y contraseñas.

También hacen mención al fraude en subastas por internet, el cual implica la tergiversación de un producto anunciado en un sitio de subastas por internet o la no entrega de la mercancía adquirida, mientras que el fraude con tarjeta de crédito es cuando los estafadores obtienen dinero o bienes de manera fraudulenta, a través del uso no autorizado del número de una tarjeta de crédito o débito.

Ahora ha surgido una nueva modalidad de estafa que se realiza a través de WhatsApp. El hecho de que esta aplicación cuente con más de 600 millones de usuarios por todo el mundo la convertido en un medio sumamente atractivo para engañar a la gente. Entre las estafas más comunes tenemos la invitación a llamadas de voz a través de programas maliciosos, así como la descargas de virus que roban información de su computadora cuando se intenta descargar la aplicación WhatsApp Web.

Otra modalidad es la del contestador. Un programa que nos hace creer que tenemos un mensaje en el contestador de WhatsApp y cuando tratamos de escucharlo se descarga un software malicioso en nuestro dispositivo. Finalmente, y más peligroso aun es que se está usando una modalidad que abusa del proceso de verificación de cuentas por SMS para tomar control de los usuarios de WhatsApp.

Bajo este esquema, las víctimas reciben un mensaje de texto desde un número extranjero del cual se envía un código y un link. De inmediato, reciben un mensaje de un contacto de WhatsApp para que le reenvíe el código y después de unos segundos pierden el control de su WhatsApp a manos de quien envió el mensaje malicioso.

De ese modo, se produce un secuestro virtual en el que la persona que ataca registra el número telefónico de la víctima en la aplicación de otro teléfono, accediendo a la sesión de WhatsApp pudiendo leer y enviar mensajes a su nombre, y acceder a grupos. Esto ha permitido casos de estafas, bajo la modalidad de hacerse pasar por familiares que piden dinero para realizarse un tratamiento médico, por ejemplo.

COMO PROTEGERSE?

Rey Valdes

Para el oficial Rey Valdes de la Policía de Doral, reconocer y entender que usted sí puede ser una víctima de fraude, es el primer paso para prevenirlo. “Esto le permitirá reconocer las señales de alarma, tan solo con utilizar su sentido común. Por ejemplo, ninguna empresa seria u organización gubernamental pide pagos inmediatos (menos aún en efectivo), ni tarjetas de regalo”.

Valdes destaca que hay miles de compañías encargadas de rastrear información personal, gustos, preferencias y número telefónicos con propósitos de mercadeo y venta, pero, desafortunadamente, también hay quien usan estas herramientas para violentar data y emplearla con fines delectivos y de extorsión.

Es importante aprender a reconocer las señales de fraude, por ejemplo, si usted no ha solicitado un código de verificación y recibe un mensaje con un código o enlace de verificación, nunca lo comparta con nadie, ni haga click en ningún enlace. Mantenga actualizados los anti-virus y firewalls de su computador.

No comparta su contraseña o información sensible con nadie. No utilice las mismas contraseñas para múltiples cuentas. Trate de hacer sus contraseñas impredecibles y evite usar nombres, fechas o palabras comunes. No de su información personal a través de sitios web sin encriptación.

Las redes privadas virtuales (VPN, por sus siglas en inglés) se utilizan cada vez más para proteger la privacidad de las personas en línea, sin embargo, a pesar de que hoy en día casi todos somos conscientes de los riesgos de hacer clic en un enlace o abrir un correo electrónico, las cifras muestran que los ataques están en aumento. Con la tecnología en evolución, los hackers evolucionan también, así que tenemos que estar alertas.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend