Octubre es el Mes nacional de concientización para prevenir el acoso

 

Este mes, el mundo se une para para crear conciencia sobre la prevención del acoso y para alentar a las comunidades a trabajar juntas para detener la intimidación y aumentar la conciencia de la prevalencia y el impacto de la intimidación en todos los niños de todas las edades.

La intimidación ocurre cuando una persona es atormentada continuamente por una persona o un grupo con más poder; ya sea por su fortaleza física o por su nivel social. Los niños que son acosados pueden experimentar problemas a nivel físico, escolar y de salud mental. Los niños que son acosados tienen más probabilidades de experimentar depresión y ansiedad, aumento de sentimientos de tristeza y soledad, cambios en los patrones alimentarios y de sueño, y pérdida de interés en las actividades que solían disfrutar, disminución de logros académicos, mayor tendencia a faltar a clase o abandonar los estudios.

Un pequeño porcentaje de niños acosados suele responder a través de comportamientos extremadamente violentos. En la mayoria de los tiroteos en escuelas registrados ultimamente, los perpetradores tenían antecedentes de haber sido acosados.

En algunos casos, las víctimas de actos reiterados de intimidación no pueden controlar sus deseos de venganza y la situación se vuelve peligrosa para todos.

Si alguien siente que esta siendo intimidado de manera que la situación pueda volverse violenta físicamente, debe evitar estar solo. Debe intentar estar siempre rodeado de gente, ya sea,  uniéndose a un grupo que camine de regreso a sus casas al terminar las clases o manteniéndose cerca de amigos o compañeros de clase durante los momentos en que la intimidación suele ocurrir.

A continuación encontrarás algunas cosas que puedes hacer para combatir la intimidación psicológica o verbal:

Ignora al intimidador y aléjate. Los intimidadores se entusiasman al ver las reacciones de sus víctimas, y al alejarte o ignorar los mensajes cibernéticos insultantes, le estás haciendo saber que no te importa. 

No te enfades. Esa es la reacción que el intimidador desea ver, y desea tener control sobre tus emociones.

No uses la fuerza física. Si recurres a la violencia contra un intimidador, tienes más probabilidades de meterte en problemas o de resultar herido. 

Pon en práctica formas de demostrar confianza. Practica maneras de responder al intimidador verbalmente o con tu comportamiento. Practica sentirte bien contigo mismo.

Habla acerca del problema. Conversar con un consejero escolar, maestro o amigo te dará el apoyo que necesitas. Así también puedes desahogar los temores y frustraciones que se acumulan cuando estás siendo intimidado.

 

Los padres, el personal educativo y otros adultos en la comunidad pueden ayudar a los niños a prevenir el acoso al hablar de ello, crear un entorno escolar seguro y crear una estrategia de prevención contra el acoso a nivel de toda la comunidad. Ellos pueden: 

  • Ayudar a los niños a entender el acoso:Explicarles qué es el acoso y cómo enfrentarlo de manera segura. Decirles a los niños que el acoso escolar es inaceptable. Asegurarse de que los niños sepan cómo recibir ayuda.
  • Mantener abiertas las líneas de comunicación: Hablar con los niños de forma regular. Escucharlos. Conocer a sus amigos, preguntarles sobre la escuela y comprender sus preocupaciones.
  • Ayudar a los niños a participar en actividades:Los trabajos voluntarios, practicar deportes, y pasatiempos especiales pueden estimular la confianza, ayudar a los niños a hacer amigos y protegerlos de situaciones de acoso.
  • Dar el ejemplo de cómo tratar aotros con amabilidad y respeto.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend