Regreso a clases: ¿Cómo se está preparando la ciudad?

Respetar las normas de tránsito, conocer el patrón de tráfico, tener paciencia, salir de casa con tiempo y no enviar mensajes de texto son algunas de las pautas que deben seguir los residentes en el regreso a clases.

 

Por: Diana Bello Aristizábal

 

DORAL, FL – El verano llegó a su fin y mientras algunos padres se están alistando para retomar sus rutinas, la Policía de Doral viene preparándose desde hace un tiempo para recibir el nuevo año escolar en tres frentes: tráfico, seguridad escolar y educación ciudadana.

Back to school: How is the city getting ready?El nuevo operativo de regreso a clases no solo beneficiará a los padres sino a todos los residentes de la ciudad y visitantes que transiten por las zonas escolares y a quienes esta nueva etapa impactará de una u otra manera.

Con miras a generar un ambiente de orden en las calles e instituciones educativas, la Policía estará presente en 12 colegios de Doral, entre públicos, privados y charters, con unidades adicionales especialmente en las zonas más problemáticas donde circulará una mayor cantidad de personas y vehículos. Este es el caso del Downtownque abrirá el nuevo Downtown Doral Charter Upper School.

“En esta zona posiblemente habrá algunos problemas de tráfico. Por eso, tendremos unidades adicionales que apoyarán al oficial asignado al colegio de tal forma que podamos establecer un patrón de tráfico que los padres deben seguir para evitar contratiempos”, asegura Daniel Muñecas, teniente de la Policía de Doral.

Back to school: How is the city getting ready?
Teniente Daniel Munecas

La información sobre los patrones de tráfico, así como los oficiales a cargo y los horarios de entrada y salida de los estudiantes en cada escuela estará consignada en el Portal de la Ciudad de Doral a través de una herramienta llamada GEO Mapping que la Policía elaboró con el apoyo de su área de tecnología.

Por otra parte, desde el 14 de agosto se ubicarán 18 carteles electrónicos (VMS boards) en diferentes calles de la ciudad que tendrán mensajes sobre seguridad vial, normas de tránsito y otros datos importantes que deben conocer las personas.

“Estos mensajes serán útiles también para los dueños de negocio que se encuentran alrededor de las zonas escolares. Servirán como un recordatorio visual sobre el inicio de clases y las precauciones que se deben tomar para evitar accidentes”, agrega el teniente Muñecas.

Además de lo anterior, habrá un componente educativo para atender el frente del tráfico, pues la intención de la Policía no es poner multas indiscriminadamente sino crear un ambiente de cooperación en el que cada ciudadano cumpla las reglas.

Por esta razón, durante la primera semana de clases se repartirán folletos en español e inglés en las zonas adyacentes a los colegios con el fin de dar a conocer estadísticas de muertes y accidentes en niños, en Estados Unidos, que se podrían haber evitado si las personas hubieran seguido las normas en las zonas escolares.

 

Responsabilidades ciudadanas

Aunque la Policía está trabajando constantemente para proporcionar la mayor cantidad de información sobre el regreso a clases no hay que olvidar que somos los ciudadanos quienes debemos conocer y acatar las leyes, hacer uso de todos los recursos disponibles para educarnos y familiarnos con la zona en la que circulamos.

Back to school: How is the city getting ready?
Rey Valdes

También es responsabilidad de residentes y visitantes realizar un esquema de planeación previamente al inicio de clases para reducir el impacto que puede suponer el operativo que adelantará la Policía.

Esto significa, en primera instancia, armarse de paciencia y establecer tiempos. “Muchos estudiantes y padres no están familiarizados con esta dinámica. Por eso, durante las primeras dos semanas hay que levantarse más temprano. Si usted normalmente sale a las ocho de la mañana, hágalo a las 7:40”, aconseja Rey Valdes, oficial de información pública de la Policía de Doral.

Por otro lado, es importante conocer los horarios de entrada y salida de los colegios que se encuentran en la zona escolar. Si, por ejemplo, una escuela despide a sus estudiantes a la 2 de la tarde y luego a las 4, la operación en las calles iniciará a la 1:30 p.m. y terminará a las 4:30 de la tarde.

“Por eso hay que planear y cuadrar tiempos. Esto funciona como un efecto dominó porque si usted sale tarde de la casa y está agitado, será más fácil que no siga las leyes y ahí es cuando ocurren los accidentes”, dice Valdes.

¿Y cuáles son las normas de tránsito básicas que debemos seguir los ciudadanos? La primera es obedecer los límites de velocidad de las zonas escolares en horas específicas atendiendo las señales que están en la calle. Tenga en cuenta que la Policía de Doral desplegará monitores de velocidad en varias áreas que mostrarán la velocidad de los vehículos que se aproximan.

Además, hay que respetar los autobuses escolares en el sentido de no sobrepasarlos mientras estén detenidos. Esto aplica para los vehículos que se encuentren detrás o en la vía opuesta en dirección contraria.

Así mismo, quienes circulen por las zonas escolares deben tener especial cuidado con no enviar mensajes de texto, ni siquiera en los lugares de entrega y recogida de pasajeros, pues en ellas también han ocurrido accidentes en el pasado.

Back to school: How is the city getting ready?Al respecto, hay que aclarar que aunque la ley de ‘Text and Drive’ aún no ha entrado en rigor, las agencias de la Florida tienen la libertad de implementar sus propias políticas y decidir si ponen multas o solo hacen una advertencia a quienes envién mensajes de texto mientras conducen.

En el caso específico de Doral, la ley dice que el oficial encargado tiene la potestad de elegir si impone una citación de tráfico o simplemente deja al infractor con una advertencia.

Sin embargo, la ley no es flexible cuando hay niños involucrados, pues a partir de octubre cualquier persona que envíe un mensaje de texto o tan solo tome su teléfono mientras se encuentra en una zona escolar, recibirá una citación de tráfico. Ocurrirá lo mismo si el conductor transita por una zona de construcción.

Pero más allá de las sanciones, hay que entender que este tipo de comportamientos ponen en riesgo la seguridad de niños y adultos, por lo cual no hay ninguna razón para quitar las manos del volante y enviar un mensaje de texto.

“Se trata simplemente de poner atención en todo momento. Sabemos que los accidentes no ocurren cuando las personas están concentradas en lo que están haciendo”, dice el teniente Muñecas.

También se trata de seguir las indicaciones de los oficiales que están en las zonas escolares y de los monitores de tráfico que aunque no cuentan con un uniforme, tienen la tarea de apoyar a la Policía y ayudar a que el tráfico fluya mejor.

“No asuma que porque no portan un uniforme y una placa puede ignorarlos, pues ellos hacen parte del plan de tráfico que hemos elaborado para cada colegio. Si le indican que tome una dirección, haga caso porque hay una razón detrás de eso”, advierte Rey Valdes.

Por otro lado y con miras a evitar bloqueos en el tráfico o sanciones, es conveniente que los conductores estacionen sus vehículos en zonas permitidas. Quienes no lo hagan se arriesgan a ser remolcados no solo por la Policía sino por compañías privadas que además del cargo de remolque, cobran cargos administrativos y de almacenamiento.

 

Seguridad escolar

Además de abordar el componente de tráfico en el regreso a clases, la Policía de Doral trabaja todo el año en proteger la seguridad de los padres, estudiantes, maestros y demás personas que transitan en los colegios.

Con este fin, creó el “Manual de Mejores Prácticas” que ha compartido con diferentes colegios de la ciudad. “Hemos hablado con varias instituciones educativas a las que les explicamos qué deben hacer en ciertas situaciones de riesgo y qué necesitan mejorar en su plan de acción individual para que hagan los cambios respectivos antes del comienzo de clases”, asegura el teniente Muñecas.

Adicionalmente, los oficiales de Policía escolares recibieron una certificación en rifles durante este verano. “En algunos tiroteos que ocurrieron en planteles, los atacantes usaron mucho más que armas de mano. Por eso, queríamos que todos los oficiales de policía estuvieran preparados en el uso de rifles con el fin de que puedan enfrentar cualquier tipo de amenaza”, explica el teniente Muñecas.

En esta misma línea, la Policía efectúa diferentes simulacros a lo largo del año con oficiales no solo de Doral sino de otras municipalidades y en diferentes localidades. “En ellos hacemos ejercicios de entrenamiento en los que algunos policías hacen el papel de atacantes y otros de neutralizadores”, asegura Rey Valdes.

Cabe aclarar al respecto que el protocolo de respuesta en tiroteos ha cambiado en los últimos años tras comprobarse que la mejor arma para combatirlos es la rapidez. En décadas pasadas, cuando ocurría un tiroteo masivo la Policía no intervenía hasta que llegaran las unidades especiales. Actualmente, un solo oficial es suficiente para intervenir.

Ante una posible amenaza, la Policía de Doral recomienda tres acciones básicas: correr, esconderse o pelear. “Lo primero que se debe hacer es correr si esto es posible. Si no fuese el caso, la segunda alternativa es esconderse en cualquier lugar cercano como un baño, una oficina o un cuarto de almacenamiento. Si esto tampoco es posible, hay que pelear con lo que se tenga a la mano”, aconseja Rey Valdes.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend