UNIDAD CANINA DE LA POLICIA DE DORAL: PREVENCION Y RESPUESTA INMEDIATA

Estos perros están especializados en detección de narcóticos y explosivos.

 

 

Al estar destacados dentro de las instalaciones del Ronald Reagan Senior High School, los oficiales y perros de la Unidad Canina (K9) de la Policía de Doral logran transmitir un mensaje preventivo y educativo en materia de drogas a los jovencitos que estudian en esta institución

 

Edda Pujadas, @epujadas

 

Prevenir la comisión de delitos, realizar labores policiales investigativas y ofrecer una respuesta inmediata en caso de emergencias son las misiones principales de la Unidad Canina (K9) de la Policía de Doral, la cual posee cuatro perros capacitados y certificados para desarrollar este trabajo de seguridad.           

Esta Unidad Canina (K9) funciona bajo la supervisión del sargento Eduardo Sánchez y está conformada por los oficiales Alejandro Rodríguez, Orlando Saavedra, Omar Felipe y René García, cada uno de los cuales tiene bajo su responsabilidad el manejo, cuidado y entrenamiento de un perro que cumple funciones de prevención, vigilancia y control.

Los oficiales Rodríguez y Saavedra comentan que estos animales trabajan en colaboración con ellos. “Todos los K-9 están entrenados para un alto nivel de obediencia y siguen comandos verbales y manuales de nosotros, por lo que son capaces de mantenerse tranquilos mientras conversamos con el público y a la vez estar listos si se necesita su respuesta o acción inmediata.”, comentan.

Los perros de esta unidad de la Policía de Doral son pastores alemanes y belgas, pesan entre 70 y 90 libras y son estrictamente adiestrados para el trabajo policial. “Junto con nuestros perros estamos al servicio de la comunidad diariamente. Ellos están plenamente capacitados para colaborar con nosotros en el seguimiento de sospechosos armados y peligrosos, en la ubicación de personas desaparecidas, en la búsqueda de dinero y sobretodo en el trabajo de explosivos y narcóticos en lo cual están especializados”, explican los oficiales.

Los oficiales de la Unidad K-9 también ayudan a los agentes patrulleros durante las paradas de tráfico y en los recorridos especiales. Debido a la naturaleza de sus deberes, los perros de esta Unidad Canina están en la capacidad de proteger a sus manejadores, a otros oficiales de policía, a personas en situación de riesgo y al público en general.

Es importante destacar que, cada uno de los oficiales de la K9 de la Policía de Doral ha recibido una capacitación especializada de 480 horas y está certificado por el estado de la Florida. Igualmente, los perros con entrenados y reciben su certificación, la cual debe renovarse anualmente, tras pasar un examen de calificación.

Uno de los aspectos más interesantes de la Unidad Canina es que el oficial y el perro forman un equipo de trabajo, basado en una relación que se mantiene durante todo el día. “Nosotros no sólo entrenamos a estas mascotas durante el horario de trabajo, ellas vienen con nosotros a nuestros hogares y son parte de nuestra familia. Realmente, es una relación de compañerismo”, explican estos agentes de la Policía de Doral.

Cada uno de los oficiales de la Unidad Canina tiene asignado un perro. Zac está bajo el cuidado del oficial Rodríguez, Max es supervisado por el oficial Saavedra, Deemo está asignado al oficial Felipe y Bo, al oficial García. Todos ellos se encargan del entrenamiento de su perro, lo bañan, lo cuidan y los alimentan. Al final, de la jornada se los llevan a sus respectivas casas.

Parte importante de las funciones de la Unidad Canina es la labor preventiva y es por esta razón que, con frecuencia, los oficiales y sus perros dan charlas y demostraciones sobre trabajo anti-narcóticos que realizan. Estas charlas se efectúan en las escuelas de Doral, siendo las más recientes las ofrecidas en la Eugenia B. Thomas y en la Doral International Math and Science Academy.

Señalan los oficiales Rodríguez y Saavedra que estas charlas son muy productivas pues los jovencitos reciben información importante anti-drogas y se muestran muy interesados por las demostraciones que realizan los perros, pues ponen en evidencia el trabajo que son capaces de realizar. “Cuando hacemos estos talleres obtenemos una gran receptividad de los muchachos y les encanta ver lo que son capaces de hacer nuestras mascotas”, agregan los agentes de la K9.

La Unidad Canina de la Policía de Doral está ubicada en las instalaciones del Ronald Reagan Senior High School, contando con el apoyo de su director, Juan Carlos Bouè, lo cual transmite un mensaje positivo a los jovencitos que estudian en esta institución, pues sienten respeto por la presencia policial, lo cual ayuda a mantener el orden.

“Los muchachos tienden a comportarse bien cuando la policía está cerca, además, siendo una de nuestras funciones principales la lucha anti-narcóticos, los estudiantes tienen mayor acceso a información preventiva que los ayude a no involucrarse con actividades relacionadas con las drogas.”, explican los agentes de la K9 de la Policía de Doral.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend