Café con la comunidad: Más padres involucrados, menos problemas sociales.

 

Por: Diana Bello Aristizábal

 

DORAL, FL – Conversamos con nuestros vecinos sobre los temas que más les preocupan en un nuevo “Café con la comunidad”. En él, los invitados hablaron principalmente sobre la responsabilidad de los padres en la prevención de problemáticas sociales como el consumo de drogas o el porte de cigarrillos electrónicos en las escuelas.

Nuestros invitados coincidieron en que si bien es importante crear mecanismos de vigilancia en las escuelas, se necesita que maestros y padres trabajen en equipo en la formación de niños y adolescentes con el fin de guiarlos por el camino correcto.

En cuanto al rol de los padres, manifestaron que el problema es la ausencia y desinterés por parte de algunos que no acompañan a sus hijos en cada momento de la vida. Al respecto, expresaron que “trabajar o estar ocupado no debería ser una excusa, pues se trata de organizar el tiempo”, como lo indica Olga Navón, residente de Doral.

“Soy madre soltera y hago de todo, pero a pesar de eso siempre estoy encima de mi hija. Todo el mundo lo puede hacer porque si traes un hijo al mundo no es para dejar que absorba cosas negativas”, afirma Isabel Cristina Martin, residente de Doral y realtor.

Por su parte, Elizabeth Nuñez, consultora de desarrollo de negocios y residente de Doral, opina que todo empieza cuando los adultos son permisivos en ciertas conductas que abren las puertas a otras de mayor gravedad.

Acompañamiento efectivo

Teniendo en cuenta que en la actualidad los niños y adolescentes están expuestos a influencias negativas en sus entornos, los invitados fueron cuestionados sobre qué estrategias utilizan en casa para protegerlos.

Rosa Viller, residente de Doral, asegura que desde que su hija tiene 14 años (ahora cuenta con 21), siempre invita a sus amigos a la casa con el fin de saber quiénes la rodean y poder generar un ambiente de confianza entre ambas.

Otros involucran a sus hijos en actividades físicas o sociales, en las cuales ellos también participan, con el objetivo de mantenerlos activos. “Los niños más sanos del colegio son aquellos que juegan soccer”, asegura Sonia Esquenazi, enlace comunitario del John I. Smith.

Pero, además, los participantes escuchan las inquietudes de sus hijos y los involucran en sus decisiones. “Es buscar la ocasión de propiciar un acercamiento, así no puedas estar todo el tiempo con ellos”, comenta Linette Prats, consultora educativa y residente de Doral.

Además, también les asignan responsabilidades en la casa de acuerdo a su edad y los corrigen con amor y paciencia cuando se equivocan. “Mi hija lava los platos y los baños y saca la basura”, afirma Isabel Cristina Martin.

Concluyeron, entonces, que se trata de enseñarles a seguir unas normas de conducta enmarcadas en el respeto al prójimo, mantenerlos ocupados en actividades de su interés y validarlos como personas para que se sientan motivados.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend