Familias pueden prevenir que ocurran falsas amenazas.

No es broma amenazar las escuelas…

 

Por: María Alejandra Pulgar

@marialepulgar – NAHJ #37172

 

DORAL, FL – Las amenazas falsas a las escuelas no son una broma y las investigaciones para eliminarlas y garantizar la seguridad son costosas. Los estudiantes deben entender eso y los padres deben ayudar a prevenirlas.

Según informes de las Escuelas Públicas del Condado de Miami-Dade (MDCPS), hasta el mes de febrero hubo 60 casos de amenazas verbales, escritas o en redes sociales a escuelas en el distrito, y 12 estudiantes fueron arrestados después de la investigación. Ninguna amenaza se ignora y con el apoyo de las comunidades los responsables son detenidos y procesados.

Sin embargo, mientras sucede la investigación, los padres y los estudiantes se ponen ansiosos y muchos deciden faltar al colegio, pensando que es “mejor prevenir que lamentar”.  El recuerdo de los tiroteos de Columbine, Sandy Hook y el año pasado en Parkland son un temor constante en la mente de los padres quienes, independientemente de ver muchas medidas de seguridad implementadas en las escuelas, prefieren mantener a sus hijos en casa hasta que se reciba un mensaje oficial que garantice que no hay peligro en la escuela.

“Las amenazas falsas perturban el entorno educativo de las escuelas e interfieren con la capacidad de los oficiales de policía para proteger a las escuelas de peligros reales;  ocasionan un costo de dinero a los contribuyentes; y aumentan los niveles de estrés, la ansiedad y el ausentismo escolar”, explica el informe de MDCPS.

Permitir que los estudiantes falten a clase por temor no es la solución. La comunicación y supervisión por parte de las familias es la respuesta para evitar que los estudiantes tomen acciones que afectan a toda la comunidad.

La participación de los padres es la clave para la prevención

Los padres y guardianes deben supervisar a sus hijos y discutir con ellos el impacto de las amenazas, aunque sean falsas. Los canales de comunicación abiertos dentro de las familias ayudan a evitar que los estudiantes cometan acciones que dañarán permanentemente su registro escolar. Las consecuencias son muy serias para el comportamiento irresponsable de una falsa amenaza. Esas no son bromas, son crímenes y quienes los cometen son procesados.

El superintendente Carvalho dijo en un comunicado que el arresto a estudiantes que hicieron bromas falsas “demuestra de manera clara e inequívoca que las Escuelas Públicas del Condado de Miami-Dade tienen una política de tolerancia cero relacionada con este tipo de actividad”.

“Los padres y los estudiantes deben entender que cualquier amenaza, real o inventada, para las escuelas y los estudiantes es un asunto serio. Es inaceptable y los involucrados en dicha actividad serán procesados. Proferir amenazas falsas contra una escuela afecta el trabajo y compromete la seguridad de todos”.

El jefe de la policía escolar, Edwin López, explicó que las amenazas contra las escuelas, aunque sean falsas, se consideran delitos federales, un cargo muy grave, que puede llevar a arrestos y cargos graves. “Todas y cada una de las amenazas serán investigadas a fondo, y los perpetradores serán enjuiciados con todo el peso de la ley […] No vale la pena arriesgar su libertad y su futuro por una broma”. Los cargos federales pueden una sentencia de cinco años en prisión y presentan un impacto duradero en el futuro de un estudiante. Y además, se pueden aplicar cargos estatales.

Los jóvenes necesitan saberlo, pensarlo y entender las consecuencias. Solo familias responsables pueden apoyar a los departamentos de la escuela y la policía en la tarea para asegurarse de que el mensaje sea escuchado y entendido.

Medidas de seguridad implementadas en las escuelas.

Los eventos en Parkland el año pasado impulsaron la implementación de medidas y protocolos de seguridad adicionales, no solo en MDCPS sino en todo el estado y el país.

Entre esas medidas de seguridad se encuentran:

– Minimizar los puntos de entrada en las escuelas.

– Fichas de identificación obligatorias.

– Implementación del Sistema de registro de visitantes (VMS) a las escuelas

– Más cámaras de seguridad.

– Acuerdos con 18 agencias policiales locales para aumentar la presencia de la policía y contratar más oficiales para la policía del MDCPS

– Expansión de la campaña “Si ves algo, repórtalo”.

– Actualización de procedimientos operativos en caso de tiroteos.

– Creación del Departamento de Servicios de Salud Mental y contratación de 30 coordinadores para ayudar y brindar asesoramiento a los estudiantes en riesgo y sus familias.

– Programas de bienestar mental para prevenir el acoso, crear conciencia y una cultura de respeto.

– Mayor comunicación para informar a los padres y estudiantes sobre los servicios disponibles y mejorar el alcance en caso de emergencias. Uso de las redes sociales para crear conciencia sobre el uso de los hashtags #SeeSomethingSaySomething y #SafetyFirstMDCPS

Si ves algo, repórtalo. Siempre

El Departamento de Policía de MDCPS siempre ha trabajado estrechamente con la Policía de la Ciudad de Doral para coordinar esfuerzos y garantizar la seguridad y el bienestar de los estudiantes, maestros y personal de las escuelas de Doral. Todas las agencias de aplicación de la ley trabajan juntas para investigar cada amenaza que se recibe y para mantener a la comunidad informada tan pronto como sea posible.

Una comunidad vigilante es la herramienta de prevención de peligros más efectiva. “A través de la iniciativa ‘See Something, Say Something’, se recomienda que cualquier persona que presencie una actividad sospechosa llame al 305-995-COPS o se comunique con la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) a través de tips.fbi.gov o por teléfono (1-800- CALL-FBI). En Doral, el público puede hacer reportes no urgentes al 305-593-6699, ext. 7  o al 305-471-8477.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend