DORAL: Rápidos y Furiosos.

Del cine a las calles de nuestra ciudad…

 

Quienes ponen a correr sus vehículos a toda rapidez por las calles de Doral, al parecer desconocen que, el exceso de velocidad es una de las causas más frecuentes de accidentes de tránsito con consecuencias fatales

 

Edda Pujadas, @epujadas

 

Al mejor estilo de la famosa película ‘Fast and Furious’, muchas calles de nuestra ciudad se han convertido en el escenario perfecto para quienes manejan sus vehículos a altas velocidades, poniendo en peligro la vida que quienes conducen a su alrededor, de peatones y de ellos mismos.

Son cada vez más los residentes que se quejan del paso extremadamente acelerado de estos carros, que además han sido modificados o “tuneados”, como se les denomina popularmente, para ser no solo más llamativos, sino también mucho más ruidosos, provocando un terrible estruendo a su paso y generando contaminación sónica.

El hecho de que un carro esté “tuneado” significa que ha sido personalizado a través de diferentes modificaciones de la mecánica para un mayor rendimiento y también se le han realizado cambios exteriores a la carrocería para que sea más llamativo, así como se le han modificado los sistemas silenciadores para que generen un sonido más potente.

Generalmente, estos carros son vistos o escuchados en zonas residenciales de Doral, después de las diez de la noche y si bien no se han logrado detectar la realización de carreras organizadas, si se han presentado casos de automóviles que corren de forma indiscriminada, especialmente en la 107 avenida en las cercanías del Ronald Reagan High School.

Rey Valdes

El oficial Rey Valdes, vocero del Departamento de Policía de Doral también nos informa que se han recibido denuncias de residentes de la ciudad que afirman que, en un lote privado, ubicado al norte de la 58 calle con la 102 avenida hay carros que se desplazan a gran velocidad para marcar su tiempo.

En vista de estas denuncias, la Policía de Doral ha implementado varios operativos para detectar a las personas vinculadas con estos hechos. “Hace poco, destacamos a un grupo de agentes que estuvieron un mes prestando vigilancia a las zonas señaladas por las denuncias comunitarias, sin embargo, no lograron detectar ningún hecho irregular.”, explica el oficial Valdes.

Más recientemente, la Policía de Doral realizó un nuevo operativo en las adyacencias de la unidad educativa Ronald Reagan High School y si bien no se logró visualizar ningún carro desplazándose a alta velocidad, estas acciones de prevención y resguardo han logrado disminuir la incidencia de estas acciones.

Para el oficial Valdes, es muy importante atender las denuncias comunitarias, por lo que asegura que la Policía de Doral seguirá alerta ante esta situación e insta a los vecinos a continuar llamando a este departamento de seguridad para denunciar hechos como estos, así como cualquier situación alarmante o delictiva. “La denuncia es el punto de partida del trabajo policial, por lo que, para nosotros, es vital contar con la ayuda vecinal.”.

 

ALARMANTES CIFRAS

Para quienes aman la velocidad al volante, quizás sea bueno recordarles algunas cifras. Según la Asociación Americana del Automóvil (American Automobile Association, por su denominación en inglés), a nivel mundial, casi 1.25 millones de personas mueren en accidentes de tránsito cada año, con un promedio de 3 mil 287 muertes por día. Adicionalmente, unas 20 millones personas han sido lesionados o están discapacitados por accidentes de vehículos.

Estas estadísticas señalan, igualmente, que más de la mitad de todas las muertes por accidentes de tránsito ocurren entre adultos jóvenes de 15 a 44 años. Los accidentes de tránsito se ubican como la novena causa de muerte y representan el 2.2% de todos los fallecimientos a nivel mundial, sin embargo, se estima que podrían convertirse en la quinta causa de muerte en el 2030.

En Estados Unidos, más de 37 mil personas mueren en accidentes de tráfico cada año, mientras que 2.35 millones están lesionados o discapacitados por esta causa. Esta incidencia hace que los accidentes vehiculares sean la principal causa anual de muerte de ciudadanos sanos en este país.

Otros datos dignos de reflexión, se desprenden de un estudio realizado por el grupo activista Smart Growth America, según el cual, Florida es el estado más peligroso para los peatones. Un promedio de 2.7 personas por cada 100 mil habitantes fallecen en este estado cada año mientras caminan por calles o caminos.

Para entender bien estas cifras, también es importante saber cuáles son las cuatro principales causas de accidentes automovilísticos. La distracción al manejar es la primera de ellas, esto incluye el uso del teléfono celular, disminuir la velocidad para observar otro accidente, contemplar el paisaje y conversar o interactuar con los otros pasajeros del vehículo, entre otras.

La segunda causa es el cansancio o fatiga del conductor. Según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico de Estados Unidos, la fatiga del chofer es responsable de aproximadamente 100 mil accidentes cada año en los Estados Unidos, siendo las horas de mayor riesgo entre las once de la noche y las ocho de la mañana.

No es una sorpresa que el conducir ebrio sea la tercera causa de accidentes vehiculares, esto a pesar de las múltiples regulaciones de tránsito existentes en la actualidad. El exceso de velocidad es la cuarta causa de accidentes de tránsito, debido al gran peligro que implica no sólo para los conductores, sino para los transeúntes. De hecho, las estadísticas de colisión revelan que el 27% de las muertes y el 19% de las lesiones graves involucran exceso de velocidad.

Desafortunadamente, el exceso de velocidad al manejar tiende a estar relacionado con la juventud de los conductores. El 40% de las personas que manejan a exceso de velocidad involucrados en accidentes fatales tenían entre 16 y 24 años de edad y el 80% de los pasajeros adultos jóvenes que murieron en un accidente por exceso de velocidad se encontraban en el vehículo con un conductor de edad similar que manejaban con gran rapidez.

A pesar de que los límites velocidad están presentes en todo el país, siguen siendo muchos los que los evaden, poniendo en peligro su integridad y la de los demás conductores, así como la de los peatones y sin tomar en cuenta que, cuando corren, enfrentan una potencial de pérdida de control del vehículo, se reduce la eficacia de los sistemas de protección de los ocupantes, aumenta la distancia que se necesita para el frenado y se incrementa el grado de lesiones en caso de un accidente.

Realmente, respetar los límites de velocidad es una actitud de toma de conciencia de que estar al volante es más que un derecho, es un privilegio, por lo cual es indispensable respetar y cumplir todas las normas de tránsito.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend