Doral teje su primer Árbol de Navidad

 

Un Proyecto Comunitario que promueve la alegría y unión de la Navidad.

 

Por: Grecia Romero

 

Doral Knits its first Christmas Tree
Doral Knits its first Christmas Tree

El pasado domingo 1ro de Diciembre, en Doral Glades Park, se reveló el primer Árbol de Navidad que se haya tejido en la ciudad de Doral.

Este bello proyecto comunitario contó con la participación de más de 50 personas, muchas de las cuales no tenían experiencia previa en tejido, y sin embargo se propusieron la tarea de aprender este arte con dedicación y esfuerzo, para lograr que el Árbol fuese una realidad.

La Idea y su Propósito

Carolina Piernavieja y María Alejandra Moreno fueron las organizadoras del proyecto. Ambas activamente envueltas en la comunidad, fueron inspiradas buscando ideas para hacer un embellecimiento en la calle adoptada por las Girl Scouts en Doral.

“La imagen del árbol se cruzó buscando proyectos en internet que pudieran hacerse en la calle adoptada por la Tropa y aunque en ese momento no era lo que buscaba, me quedé prendada de esa idea del Árbol de Navidad. Por las dimensiones del trabajo se necesitarían muchas personas para hacerlo posible”, comenta Piernavieja.

Carolina y María Alejandra, habían fundado un grupo de tejido al inicio del año 2019 al que llamaron  “Agujas”, y basado en esa experiencia decidieron llevar la idea a la Ciudad. Su propósito era “Conectar a la comunidad a través de un arte centenario quizás olvidado”,  y de esta manera promover una actividad en la que personas de todas las edades pudieran participar.

El proyecto fue bien recibido y en asociación conjunta entre la Ciudad del Doral y las Girl Scouts de la Tropa 552, se extendió la invitación a toda la comunidad para cuatro talleres de tejido en los meses de Octubre y Noviembre, los cuales incluyeron todos los materiales, y fueron dictados de forma gratuita.

Un Verdadero Proyecto Comunitario

La respuesta a los talleres fue inmediata y contagiosa, en cada sesión asistieron entre 20 y 25 personas. Incluso amigos y familiares de los participantes que viven fuera de Miami se sintieron motivados a participar y enviaron sus tejidos desde Texas, otras localidades en Florida, e incluso otros países como Perú y España.

Como lo explican sus organizadoras, “Tejer es un arte, que requiere concentración y paciencia”, y así se hizo evidente con el nivel de compromiso y laboriosidad de sus participantes quienes dedicaron aproximadamente 250 horas de trabajo para finalizar el Árbol.

Pero el efecto comunitario de compartir un trabajo en equipo fue una experiencia aún más enriquecedora, como lo relata Carolina: “Hubo personas que después de dos semanas volvieron felices y orgullosas del logro de su cuadrito de tejido. Es cierto que hoy en día se aprende muchas cosas en internet, pero el pensar que te reunirás con otras personas para compartir lo practicado es un aliciente muy grande y motiva a tomar retos más adelante”.

Un aspecto singular de los talleres fue que, lejos de haber sido dirigido por una sola persona,  el conocimiento se pasó de una persona a otra, lo que creó un ambiente de compañerismo y colaboración mutua muy satisfactorio. Además, este proyecto reunió a mujeres muy diferentes de una manera armoniosa y única, como lo relata María Alejandra: “Algo bellísimo del proyecto es que mujeres de todas las edades, religiones y culturas se animaron a compartir la habilidad y crear un producto de sus manos. Hubo niñas, señoras amas de casa, profesionales, abuelas, mujeres solteras, madres de familia, y creo que hasta una mujer policía!”

Como en cada actividad Scout, el último taller de tejido culminó con el ‘Circulo de Amistad’, en el cual los participantes se tomaron de las manos y compartieron lo que más les gusto de la experiencia.

 

El Estreno y Exhibición

El estreno del árbol fue un evento alegre y emotivo, comenta Piernavieja, pues varios participantes tuvieron la oportunidad de colocar una bambalina o adorno decorativo en el árbol, al mismo tiempo que expresaban sus deseos para esta navidad. “Fue realmente conmovedor ver personas deseando salud, paz, unión para ellos, sus familias y el mundo entero. En ese momento los deseos materiales quedaron a un lado”.

Ambas organizadoras se sienten agradecidas a la Ciudad de Doral por haberles permitido hacer realidad este proyecto, por el aporte material y el permiso para exhibir la obra en un parque público de la ciudad.

También extienden un agradecimiento especial a todos los participantes, amigos y familiares que colaboraron tejiendo, creando la base del árbol, transportándola y ensamblando la obra final.

El Arbol de Navidad estará en exhibición en Doral Glades Park hasta la primera semana de Enero para el disfrute de todos los residentes y visitantes como un símbolo del amor, unión y la alegría que trae la Navidad.

El grupo de tejido “Agujas” reanudará sus actividades en Enero 2020, los interesados pueden obtener más información a través de los teléfonos 305-989.2535 ó 786-897.1910.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend