EL DILEMA DE VOTAR POR PRIMERA VEZ.

Enfrentando una de las elecciones más polémicas de la historia de Estados Unidos

clinton-trump

Para quienes nacieron en este país votar por primera vez es un derecho adquirido al cumplir 18 años, sin embargo, para aquellos que tienen esta oportunidad tras haberse convertido en ciudadanos es una forma de sentirse integrados a la sociedad de la que ahora forman parte.

 

Edda pujadas, @epujadas

 

El derecho a votar es uno de los privilegios fundamentales de una democracia. En Estados Unidos, la elegibilidad de un individuo para votar está comprendida en la Constitución Nacional, según la cual cualquier residente que sea ciudadano norteamericano y tenga por lo menos 18 años de edad, tiene derecho a votar. El derecho al sufragio no puede ser denegado por razones de raza, color, sexo o religión.

Para quienes votan por primera vez, depositar ese sufragio inaugural es una ocasión de gran importancia, pues es una oportunidad de ejercer un derecho protegido por la Constitución Nacional y de participar en una toma de decisión política.

Quizás, los nuevos ciudadanos pueden valorar el derecho de votar incluso más que los estadounidenses nacidos en el país. Según las opiniones generales, cuando se nace con estos derechos, tal vez no se piensa mucho en ellos, sin embargo, cuando hay que vivir sin ellos y luego se adquieren, se vuelven mucho más importantes, especialmente cuando se trata de una elección presidencial, en la que se elige a la persona que va a representar y dirigir el rumbo de la nación.

Hasta ahora, desde George Washington hasta Barack Obama, la mayoría de las elecciones han estado signadas por una marcado bipartidismo. Este año, no es diferente, pues, una vez más, se enfrentan republicanos y demócratas, sin embargo, este proceso electoral se ha convertido en uno de las más atípicos de la historia del país, pues, según las respuestas de la mayoría de nuestros encuestados y de la opinión pública en general, la Casa Blanca se debate entre candidatos que no han logrado contar con el apoyo necesario, ni captar la suficiente simpatía de los electores.

Una breve encuesta, realizada aleatoriamente en nuestra comunidad, nos muestra los comentarios y preferencias de algunos electores que ejercerán su voto por primera vez en Estados Unidos.

votoUNA DIFICIL DECISION

Para Jacobo Mota votar por primera vez en Estados Unidos es una forma de sentirse integrado a la sociedad y ser parte activa de la comunidad donde vive. Ante este complicado panorama electoral afirma que se inclinará por la candidata demócrata, Hillary Clinton, sencillamente, porque le parece “menos peor”.

“Cuando me hice ciudadano me inscribí en el partido demócrata porque mis ideales de una sociedad justa están más apegados a los lineamientos de este partido, así que votaré por Hillary a pesar de no estar totalmente conforme con la candidata que nos va a representar en estas elecciones”, agregó Mota.

Mirna Sardi es un poco más reservada en su comentario al señalar que si bien va a votar por primera vez en estados Unidos, no es la primera vez que ha votado en su vida. “Muchas veces he votado y nunca en mi vida he sido una persona que revele sus inclinaciones políticas y este no es el momento adecuado para empezar a hacerlo”.

Sardi agregó que la inconformidad de la gente con respecto a los dos candidatos va a representar la apertura de oportunidades para nuevos partidos. “Creo que estamos en presencia del ocaso del bipartidismo en Estados Unidos”.

Garry Rodríguez se remite a la experiencia política de Hillary Clinton para apoyarla en la primera oportunidad que tiene de ejercer su derecho al voto. “Creo que ella puede ser mejor presidente que Donald Trump. “Por qué?, porque siento que tiene más conocimientos y siempre ha estado vinculada al mundo político”.

Para Roberto Andrade, quien es oriundo de Venezuela y va a ejercer su derecho al voto por primera vez en Estados Unidos, la opción de Hillary Clinton le parece poco conveniente. “Para los venezolanos, no hay nada más atemorizante que un político que se asemeje a ideas socialistas y este es el caso de la candidata demócrata. No me gusta como plantea los temas políticos, entre ellos la materia tributaria. Definitivamente, voy a votar por Donald Trump, pues sus ideas me parecen más concretas y lógicas.”

Gaby Díaz reconoce que estas elecciones la hacen sentir sumamente confundida. “Por quién voy a votar? No tengo idea!, creo que por Hillary o por quien sea el contrincante de Donald Trump. Trump ha mantenido diferentes posiciones en varios temas, haciendo que se contradiga a sí mismo constantemente, lo que hace imposible para mí entender sus planes presidenciales y porque carece de atributos que son imprescindibles para cualquier presidente, como, por ejemplo, el conocimiento del mundo político, la firmeza y la capacidad de controlar su temperamento y hablar con prudencia”.
“No podría votar por Trump cuando los únicos hechos que tengo claros acerca de él, con respecto a su candidatura a la presidencia de Estados Unidos, es que ha construido su campaña basada en sentimientos racistas, creando divisiones y odio, levantando el resentimiento contra los afroamericanos, los mexicanos (latinos), los musulmanes y los inmigrantes, entre otros. Sus planes para deportaciones masivas y pruebas religiosas son incoherentes y contradicen los ideales y la fundación de los Estados Unidos”, comentó Díaz.

Dialys Guevara no se ha afiliado a ningún partido político porque piensa votar por el candidato que ella considere que hará un mejor gobierno, independientemente de la tolda política del mismo.  “En este proceso electoral, le voy a dar mi voto por Hillary Clinton, pues considero que es la candidata más preparada y que ya tiene muchos años de experiencia. No se puede ganar una presidencia utilizando insultos personales para poder sobresalir y esto quedó demostrado en el primer debate entre los candidatos.”

elecciones-estados-unidosYolanda Zambrano también prefiere reservarse sus preferencias políticas, pues considera que parte de la importancia del derecho al voto es su carácter confidencial. “Lo que realmente considero importante es que cada quien vote pensando en el bienestar del país y no dejándose llevar por simpatías o antipatías. Una nación necesita ser liderizada por un buen gerente, no por una persona que nos caiga bien.”

Para María Rosado, Donald Trump es el candidato que le puede proporcionar más seguridad social y financiera a ella y a su familia. “Tanto Hillary Clinton, como su familia ya han estado envueltos en escándalos de corrupción, no veo la transparencia, ni la buena administración en su programa de gobierno. Realmente, prefiero a Trump, pues creo que la soberbia que tantos le critican va a obligarlo a llevar adelante un buen gobierno, porque siempre va a querer que digan que él es el mejor.”

Sin embargo, Amanda Castrejón asegura que no le gusta para nada Donald Trump. “No tiene experiencia política, habla sin fundamento, en realidad, todo el tiempo parece que estuviese improvisando y diciendo lo primero que se le pasa por la cabeza”.

Jimena Brito también apoya la opción de Donald Trump. “Tengo un negocio pequeño, el cual me ha costado mucho trabajo sacar adelante y creo que las políticas populistas de Hillary Clinton no nos van a llevar por el buen camino, incluso creo que nos podrían afectar mucho a quienes tenemos negocios propios”.

Para Rubén Alcalde estas elecciones se han vuelto tan polémicas que, por los momentos ha decidido abstenerse. “Cuando me hice ciudadano, me inscribí en el partido republicano. Me considero plena y convencidamente republicano, sin embargo, no entiendo como una persona como Donald Trump puede haber sido elegido como nuestro candidato.”

“Tras los problemas que ha tenido la administración Obama, si el partido republicano hubiese postulado a cualquier otro candidato tendríamos asegurada la Presidencia, pero esta decisión de apoyar a Trump ha sido desastrosa. Hoy por hoy, te diría que prefiero abstenerme.”

 

Si bien las opiniones de nuestros encuestados han puesto en evidencia, una vez más, lo difícil que se han tornado estas elecciones presidenciales, lo más importante es la participación de los electores y que cada una de las personas que tiene el derecho a votar, lo ejerza de la forma más responsable y seria posible.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend