Fundación Misión REMA y su lucha contra el cáncer

 

Restauración, esperanza, misericordia , y apoyo en la lucha contra el cáncer!

Por: Ocarina Espinoza

El cáncer es una de las enfermedades que a más personas ha afectado en el mundo en los últimos años. Quienes lo sufren y su entorno necesitan no solo apoyo médico, sino una guía para encontrar la motivación necesaria para vencerlo. Muchos pacientes confiesan haberse curado gracias al amor o la fe que encontraron transitando la enfermedad. Fundación Misión REMA (Restauración, Esperanza, Misericordia y Apoyo) cree en estas dos fuerzas como las más importantes en el proceso de sanación.

Desde 2012 ofrece asesoría para que los pacientes, sobre todo aquellos que no cuentan con recursos económicos, seguro médico o documentación legal en Estados Unidos, encuentren las instituciones necesarias para hacer su tratamiento a bajo costo o sin pago alguno.

“REMA me ayudó a tocar las puertas correctas para el tratamiento de mi hija. Por estar en Estados Unidos creíamos que tendríamos acceso a los tratamientos, pero no es tan fácil como se piensa”, señala el padre de una niña que superó un cáncer de retina.

Ana Lucia Eisner

Ana Lucia Eisner, fundadora y presidenta de la Fundación Misión REMA, quien perdió a su padre a manos del cáncer, apunta que el apoyo es integral y que el acompañamiento toma años. Incluso después de recuperados, muchos pacientes quedan vinculados a la Fundación para seguir atendiendo su salud y también para ayudar a otros. Es una cadena de buena voluntad que ha crecido con los años.

“Ofrecemos ayuda real con segundas opiniones oncológicas, opciones de tratamiento con reducción sustancial de precios e incluso de exámenes radiológicos y laboratorio de valoración y seguimiento (los cuales muchas veces no cubre el seguro médico). Tenemos también múltiples actividades para sobrevivientes como los MiniSpa, un día de relax y bienestar tanto para los afectados como para un cuidador cercano. Realizamos conferencias y apoyo emocional y espiritual constante, ya que es indispensable mantener en actitud positiva a los enfermos”, dice Eisner.

Pero la tarea no termina en la asesoría para asistencia médica, su misión es más profunda y comprometida. “Las familias afectadas buscan apoyo legal para evitar la pérdida de sus posesiones, desalojos; preparación de documentos legales para custodia de menores, legalización o asilo político, permisos de trabajo, repatriación, orientación psicológica o académica para adultos y niños, seguimiento médico y nutricional, orientación en temas laborales, provisión de comida y ropa”, detalla Eisner sobre la acción de REMA.

Afirma que sin un acompañamiento espiritual y emocional nada es posible: “La idea es que no se sientan solos, que el paciente y la familia y los amigos que lo rodean también tengan apoyo”.

Trabajan en asociación con muchas otras instituciones que brindan la ayuda necesaria a los pacientes, pero en su propio equipo cuentan con psicólogos, médicos, nutricionistas y hasta atletas. El trabajo es infinito, dicen los que componen el voluntariado, las cifras hablan por sí mismas.

“Cada mes tenemos entre 15 y 20 casos nuevos de diagnosticados. En el último año hemos tenido seis casos de parejas (esposo y esposa) con diagnóstico simultáneo”, apunta Eisner.

La mayoría de las personas que los contactan llegan a la Fundación por referencias de alguien que ha recibido la ayuda: “Son sobrevivientes ayudando a otros afectados”. También acuden a ellos personas que han participado en ferias de salud o eventos comunitarios. Otros hacen contacto gracias a las iglesias, a los hospitales y centros médicos u otras instituciones con programas sociales. Otra vía por la que suelen contactarlos es a través de sus redes sociales. “Tenemos incluso asistidos en muchas partes del mundo a quienes asesoramos virtualmente”.

Nadie cree que el cancer tocará sus puertas en un momento dado, y nadie está preparado fisica, emocional o financieramente; los costos son demasiado altos tanto de tratamientos como de chequeos y medicina,  por eso, Fundación Misión REMA continuamente realiza innumerables actividades para reunir fondos, dirigiendo su campanna a personas con sensibilidad para ayudar en estas circunstancias tan difíciles.

Aunque los fondos suelen provenir del aporte privado, también a lo largo de sus años de servicio a la gente han realizado diversos eventos para recaudar dinero: el Remathon por ejemplo, este año en su quinta versión, ofrece clases magistrales de zumba con instructores especializados.

Eisner explica que es un esfuerzo increíble hacer los eventos por la cantidad de trabajo que tienen para encontrar los tratamientos para las personas y realizar el acompañamiento, ya casi no se dan abasto para organizarlos pero les complace que al hacerlos ven de nuevo a cientos de personas que han ayudado”.

“Una manera de ayudar es creando los eventos en nuestro beneficio, con previo acuerdo y aprobación de los términos: cenas, desfiles de moda, conciertos, encuentros deportivos, happy hours, master class de zumba, flamenco, tango. Para otros aportes muchos donan a través de la página web: www.misionrema.org (icono DONAR) o simplemente contribuyen al pasar a formar parte de la familia del voluntariado”.

Testimonios de fe

“En los testimonios que hemos grabado no se dan demasiados detalles, pero la sanación de muchos casos se ha dado con paciencia, oración y confiando que Dios no les abandonará. Cada paciente, de acuerdo a sus creencias, reconoce que Dios pone instrumentos para ayudar a quienes no dudan de su poder y esto se ha experimentado repetidamente en el tiempo de existencia de nuestra fundación con cirugías robóticas de cientos de miles de dólares, quimioterapias, radiaciones, exámenes radiológicos extremadamente costosos, provisión de medicina, etc., … Jamás REMA hubiese podido pagar los costos de esos o ningún tratamiento convencional… Unida a la fe, van de la mano los cambios alimenticios, la actitud positiva, el amor y el cuidado de quienes rodean al enfermo. Ese conjunto es lo que hace el milagro que ayuda a quienes son diagnosticados con cáncer”.

“De los testimonios más impactantes que recuerdo está el de un paciente indocumentado de Uruguay, atendido durante los primeros pasos de esta labor. En 2012, nos reportaron este caso de cáncer de próstata, la persona vivía en West Palm Beach. Con todos los contactos que conocíamos estábamos seguros de que eso se resolvería rápido, pero no fue así. Todas las puertas se cerraron porque no había seguro o estatus migratorio del enfermo. Pasaron tres meses y no había día en que no oráramos para que Dios decidiera obrar en beneficio de ese hombre.  Se acercaba la fecha para cumplirse el tercer mes y algo superior a mí me hizo decidir repetir una de las 15 llamadas que había hecho sin resultados. Ese día logramos la cita y en menos de un mes se hizo la cirugía robótica que hubiese costado $140,000, pero nuestro asistido no pago ni un dólar ¡Cómo no creer en Dios!”, comentó Ana Lucia Eisner, fundadora y presidenta de la Fundación Misión REMA.

 


MISION REMA les invita participar en el Pink & Green Festivalpara celebrar la vida de sobrevivientes y honrar a quienes se han ido. El sabado, 3 de Noviembredel 2018, de 2:00 pm a 6:30 pm (8501 NW 17 St. Doral, FL 33126)

Acampáñalos y aprende a tener un estilo de vida saludable y así evitar enfermedades inmunológicas! Pasa la voz y haz parte de este evento familiar! Habrá conferencias, degustación de productos saludables, taller de cocina, zumba y mucho más…

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend