La nueva era económica de los restaurantes

El COVID-19 está obligando a un cambio profundo.

 

El coronavirus ha generando nuevos hábitos de compra y de consumo, que ha obligado a muchos dueños de restaurantes a reinventarse ingeniosamente a las nuevas circunstancias.

 

Por: Edda Pujadas

 

Ampliación o habilitación de espacios con mesas al aire libre, facilidad de servicios para entregar la comida (Delivery), adaptación a las herramientas digitales para ofrecer el menú y ampliación de los carriles para la entrega de comidas (Drive-thru y Take-Away) son parte de acciones que están tomando muchos restaurantes para adaptarse a la nueva era económica, impuesta por el COVID-19.

“Obviamente, la función de un negocio, en este caso de los establecimientos de comida, es generar la mayor utilidad y muchos de los que sobrevivieron a los duros meses del inicio de la pandemia, ahora están recuperándose más rápido de lo esperado, tras lograr adaptar su funcionamiento a las nuevas necesidades de sus clientes”, explica el economista Iván Jiménez.

Comenta Jiménez que si bien el concepto de ordenar la comida por el teléfono para que te la entreguen en tu oficina o casa es un concepto que se venía popularizando hace ya algunos años, especialmente en horas del mediodía cuando las personas no tenía tiempo para salir de sus oficinas a almorzar en un restaurante, ahora este servicio se ha vuelto en indispensable, así como disminuir el tiempo de espera entre la orden y la entrega de la comida.

“De hecho, la mayoría de los restaurantes que han sobrevivido a la crisis económica de la pandemia, son aquellos que han hecho fácil y sencilla la opción del delivery o la del drive-thru”, agrega Jiménez.

 

La importancia de la solicitud y entrega de comida de forma rápida, sencilla y eficiente, también se ve evidenciada en el crecimiento y masificación de empresas y aplicaciones dedicadas, exclusivamente, a ofrecer este servicio como Uber Eats, DoorDash y GrubHub, por mencionar a tres de las más populares en Estados Unidos.

Por este motivo, algunos analistas predicen que el restaurante se volverá una tienda de alimentos,  basadas en el estudio del comportamiento de los usuarios, que tienden a comprar  a través de terceros más que en los restaurantes. Pero la mayoría de los dueños de restaurantes  no aprueban del todo ese panorama, porque se desvirtúa el formato clásico del restaurante en el que buscan ofrecer la calidad y un servicio exquisito a los comensales…

Además de la variedad de modalidades para la distribución y entrega de comida, no está siendo menos requerida la ampliación o habilitación de espacios al aire libre para que las personas puedan sentarse a comer. “Tras los meses de cuarentena, los seres humanos tienen una necesidad reprimida de compartir y los restaurantes son el sitio ideal para esto”.

Varios estudios han demostrado que el 75% de las personas consideran que ir a un restaurante se trata más sobre una experiencia de entretenimiento y deleite que de ir a comer. “La gente quiere salir y socializar, pero necesitan hacerlo teniendo las precauciones sanitarias requeridas tras el COVID 19, así que contar con mesas al aire libre es indispensable para cualquier establecimiento de comida”.

Jiménez considera, incluso, que los restaurantes y sitios de comida rápida que logren adaptarse a estas modalidades de funcionamiento van a experimentar un crecimiento mucho más acelerado y sostenido que el esperado hace algunos meses.

Algunos adaptaciones que están haciendo los establecimientos de comida y dignas de comentar son, por ejemplo, el “restaurante del futuro” que está planificando la cadena Checkers Drive-In Restaurants, cuyo primer prototipo está programado para abrir este verano en Lakeland, Florida y presentará una nueva apariencia, un carril para autos solo digital y una cocina renovada con varios equipos de cocina nuevos.

El operador y franquiciador de la cadena Checkers, con sede en Tampa recibió una inversión de 20 millones de dólares que se está utilizando para poner en marcha el nuevo formato como parte de una agresiva estrategia de crecimiento de cinco años, en la cual la actualización de los carriles para el drive-thru, son una parte importante, pues uno de ellos se dedicará a los pedidos realizados a través de la aplicación móvil o mediante empresas de entrega de terceros.

Las ventanas de acceso directo tendrán una mejor iluminación, habrá también una nueva área de asientos para los clientes que esperan que se cumplan los pedidos y una pantalla de código QR para descargar el menú. Si se desarrolla de la manera esperada, comenzaran a implementarlo en otros seis restaurantes a finales de año y ofrecerlo a sus franquiciados a partir de 2022.

Estos planes de inversión y remodelación siguen a un año en el que la cadena logró ganancias en ventas iguales del 7.5%, firmó 40 nuevos socios operativos de franquicia y aseguró 70 nuevas ubicaciones para el desarrollo de tiendas. La cadena cuenta actualmente con 836 ubicaciones.

Otro caso es McDonald’s, que no sólo aumentó sus ventas al final del 2020 en Estados Unidos, sino que también las tendencias positivas continuaron a inicios del 2021. Las ventas digitales de McDonald’s en el 2020 superaron los $10 mil millones dólares, que significa casi el 20% de las ventas de todo el sistema de esta cadena de comida rápida en sus seis principales mercados.

En el sector de los restaurantes, vemos como muchos han optado por incluso cambiar sus diseños para ofrecer más y mejores espacios al aire libre, siendo una de las tendencias más innovadoras los salones de comida y bares en las azoteas de los edificios, como el caso de Julia & Henry’s en el centro de Miami, cuyo proyecto consiste en la restauración del edificio histórico de Walgreen’s, que fue construido en 1936.

Por otro lado, Manuel Pila, Desarrollador Económico de la Ciudad de Doral manifestó que nuestra ciudad cuenta con más de 400 establecimientos de comida de una clase u otra y entre los mas nuevos están Heaven Mykonos y Chico Malo en City Place.    

Pila manifestó que, si bien los tiempos iniciales de la cuarentena fueron difíciles y superarlo ha implicado un gran esfuerzo para todos, la Ciudad de Doral ha brindado gran apoyo a todos los dueños de negocios de comida al, facilitar, por ejemplo, el proceso de solicitud de permisos para mesas al aire libre.

Debido a los impactos económicos de la pandemia COVID 19, el Concejo Municipal de la Ciudad de Doral adoptó la Ordenanza de Emergencia No. 2020-25 para ayudar en la recuperación económica de los restaurantes. De conformidad con la ordenanza, se  permite que los restaurantes tengan sillas al aire libre de manera temporal, incluso cuando dichos asientos no estén actualmente permitidos en su certificado de uso y el recibo de impuestos comerciales.

La solicitud para estos permisos temporales de espacios al aire libre se puede hacer online en la página web de la Ciudad de Doral: https://www.cityofdoral.com/all-departments/planning-and-zoning/ y el Departamento de Zonificación y Planificación trata de procesarlos en tan sólo uno o dos días hábiles.

Igualmente, la Ciudad de Doral desarrolló dos programas de subvenciones, uno para residentes y otro para dueños de restaurantes, para un total de casi un millón 400 mil dólares para los aplicantes que calificaron. A través de estos fondos, manejados mediante el Coronavirus Aid, Relief and Economic Security (“CARES”) Act, por su denominación en inglés, se beneficiaron 126 negocios de Doral que recibieron entre ocho y nueve mil dólares cada uno.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend