Su hijo pueder ser un Conductor seguro y responsable.

A través de la Escuela Virtual de la Florida

virtual school

Ofreciéndole educación vial a su hijo adolescente, puede prevenir que pase a formar parte de las altas cifras de jóvenes involucrados en accidentes de tránsito en los Estados Unidos

 

Edda Pujadas, @epujadas 

Anualmente, más de 400 mil jóvenes menores de 25 años fallecen a causa de accidentes de tránsito. Así lo aseguran las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las cuales coinciden con los datos aportados por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, que evidencian que, en este país, las colisiones son la causa principal de muerte de los jovencitos.

En el último año, alrededor de 2 mil 650 adolescentes en los Estados Unidos entre 16 y 19 años de edad murieron y casi 292 mil resultaron heridos en accidentes de tránsito. Adicionalmente, por cada milla recorrida, los conductores jóvenes tienen casi tres veces más probabilidades que los conductores mayores de 20 años de estar involucrados en un accidente fatal.

Desde el punto económico, el problema no es menos grave, pues a pesar de que los jóvenes de 15 a 24 años comprenden sólo el 14 por ciento de la población estadounidense, representan el 30 por ciento (19 millones de dólares) de los costos de los daños a vehículos involucrados en accidentes de tránsito.

ENTIENDA LOS RIESGOS

teen-driverComo padres, es importante conocer cuáles son los factores de mayor riego para nuestros hijos cuando están conduciendo un carro. Por ejemplo, la mayoría de los accidentes ocurren entre las nueve de la noche y la medianoche y estar acompañado por algún amigo, aumenta el riesgo de sufrir un accidente en un 50 por ciento.

Las estadísticas también revelan que la tasa de mortalidad en accidentes de tránsito es potencialmente mayor para los jovencitos que para las chicas. Entre las causas principales de estos accidentes, el exceso de velocidad y la ingesta de bebidas alcohólicas encabezan la lista y los reportes del año 2013, indican que sólo el 55 por ciento de los conductores adolescentes llevan siempre el cinturón de seguridad.

Una de las causas para explicar el mal desempeño de los adolescentes al volante tiene relación con el funcionamiento de su cerebro. Un estudio del Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos concluyó que la región del cerebro que inhibe el comportamiento riesgoso de una persona no se desarrolla de manera completa hasta los 25 años, de ahí que los muchachos no estén completamente aptos para tomar las decisiones más acertadas con relación al manejo.

GDL

La información anterior nos deja en evidencia que el primer año de conducción de un jovencito es realmente crítico, por lo cual la Florida y otros estados del país, aplican leyes conocidas como Licencias para Conductores Graduados (GDL) para los adolescentes, a través del Departamento de Seguridad de Carreteras y Vehículos Motorizados de la Florida.

A través del GDL su hijo puede obtener, progresivamente, los siguientes tipos de licencia de conducir:

Licencia de aprendiz: los adolescentes deben tener por lo menos 15 años de edad y haber completado el Curso de Leyes de Tránsito y Abuso de Sustancias, un examen escrito, una prueba de la visión, una prueba de la audición y presentar el formulario de consentimiento paterno firmado por su representante legal.

Con la licencia de aprendiz, el adolescente sólo puede conducir en horarios diurnos durante los primeros tres meses y luego, hasta las diez de la noche. Siempre deberá estar acompañado, en el asiento delantero, por un conductor con licencia mayor de 21 años de edad.

Licencia intermedia: los adolescentes deben tener por lo menos 16 años de edad y haber portado una licencia de aprendiz por un año sin haber violado ninguna ley de tránsito. Las condiciones de horario, se extienden según la edad: con 16 años pueden conducir de seis de la mañana a 11 de la noche y con 17 años, pueden hacerlo de cinco a una de la mañana. En cualquier otro horario, deben estar acompañados por un conductor con licencia mayor de 21 años de edad.

Licencia de plenos privilegios: cuando los adolescentes cumplen 18 años, las restricciones se retiran de su licencia de conducir. A partir de entonces, ya tienen una licencia de plenos privilegios.

Considerando que conducir es un privilegio, el estado se reserva el derecho de limitar o retirar este tipo de licencias a un adolescente cuando éste haya violado alguna ley de tránsito, se determine que tiene un nivel de alcohol en la sangre de .02% o más mientras conduce, falte a la escuela o tenga en su poder cigarrillos, por citar algunos casos.

http://www.dreamstime.com/stock-photos-driving-car-image24401013EDUCACION VIAL Y VIRTUAL

Afortunadamente, los accidentes automovilísticos de los adolescentes se pueden prevenir y estrategias probadas pueden mejorar la seguridad de los jóvenes conductores en las carreteras. Una de estas estrategias es la educación vial que puede ser recibida online, a través de la Escuela Virtual del Estado de la Florida (FLVS, por sus siglas en inglés).

La educación virtual es obligatoria para completar los créditos del high school y si su hijo escoge está opción para sus primeras lecciones de manejo, también obtendrá medio crédito académico. La Escuela Virtual de la Florida ofrece programas educativos gratuitos para los estudiantes y residentes de este estado, los cuales son guiados por maestros calificados.

Una de las opciones de este tipo de aprendizaje en línea es la educación vial, a la cual el estudiante de high school puede optar teniendo por lo menos 14 años de edad, creando una cuenta FLVS y completando el proceso de registro, el cual debe estar garantizando por su padre o representante y aprobado por su consejero escolar.

El curso tiene una duración entre 16 a 18 semanas y durante el mismo, el futuro conductor obtendrá conocimientos sobre señales y normas de tránsito, prevención de accidentes y cómo tomar buenas decisiones al volante. Los estudiantes comenzarán a desarrollar las habilidades necesarias para convertirse en conductores seguros y responsables de la Florida.

Lo primero que su hijo aprenderá es que conducir un vehículo es una responsabilidad seria, por lo que los temas relacionados con el exceso de velocidad, la ingesta de drogas y alcohol y los costos de las colisiones son una prioridad dentro de los tópicos desarrollados en este curso online. La cortesía al manejar, las distracciones de conducción, la gestión de fallas mecánicos, el mantenimiento de su propio carro y las precauciones con los otros conductores y con los peatones, también son explicados.

Este curso es aprobado por el Departamento de Seguridad de Carreteras y Vehículos Motorizados de la Florida y al completarlo con éxito, los estudiantes reciben un certificado de exención del Curso de Leyes de Tránsito y Abuso de Sustancias y pueden presentar los exámenes que le permitirán obtener una licencia de aprendiz.

Para mayor información, siga el siguiente link: http://www.flvs.net/Students/Pages/find-course.aspx#highschool/111 o acceda a la página web de FLVS: www.flvs.net y seleccione la pestaña de cursos. En la escuela de su hijo también podrá encontrar la información adecuada.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Send this to a friend